Categorías
Opinión

El bozal

Al parecer estábamos hablando o comiendo mucho, porque decidieron taparnos la boca con un bozal.

Seguramente les parecimos perritos de dos patas.

Con esta pandemia la economía se descuadra por un lado, pero se les cuadra a otros.

Los que vende alcohol, geles desinfectantes, tapabocas, guantes y algunas cositas más que se han inventado, porque eso si, las oportunidades las pintan calvas.

Es hasta chistoso salir y ver a toda la gente con la boca tapada, el vecino salio con su perro y se coloca el tapabocas, y yo le dije colóquele el bozal al perro que es el que muerde, ahora se deben estar burlando de nosotros al vernos a toda hora tapados.

Todos con diferentes colores y diseños, los míos los hice con mis manitos y según el color de la blusa, así me pongo el tapabocas.

Salir a la calle con este bozal es super incomodo y asfixiante.

No poder hablar libremente es algo que nos tiene pasados de kilos, ahi se ve donde va todo lo que tenemos atorado.

Hacer visitas ya pasó de moda, en todas partes la gente anda prevenida y con miedo, eso andamos a las carreras y hacemos visita de médico y de nuevo a encerrarnos.

Increíble los modelos que se ven.

Se ve que no nos quedamos quietos a la hora de estar en el último grito de la moda.

Eso parecemos extraídos de una película de terror.

Cuando salgo el día que tengo pico y cédula, eso es a las carreras y me imagino las películas donde hay infectados por todas partes que se pelean y se matan entre si por un bocado de comida, o por el mero echo de ser diferentes.

Espero que no lleguemos a tanto y que nos demos cuenta de que hay que aprender a vivir con este chico amargado y cariarrugado.

Pero seguro en cualquier momento como todo en la vida nos acostumbraremos a este visitante indeseado y pasara a ser uno más en la lista de enfermedades que hay que tratar con cuidado pero sin miedo.

Y es que si no dejamos el miedo a morir del virus, entonces moriremos de hambre por que no estará el Gobierno para mantenernos de por vida.

Si ya con tres meses, anda dizque descapitalizado, no me quiero ni imaginar dentro de otros meses más de encuartelamiento.

No, pues estarán boqueando como todos.

¡Qué risa! con la millonada que se ganan los de arriba tienen para alimentar a los de abajo varios años, solo que son garosos y no quieren compartir.

Para ellos entre más ganan más gastan y nunca les alcanza el dinero. ¡Manirotos!

El Gobierno dice que le ha dado ayuda a todo el mundo.

Debe ser que yo no figuro en ese mundo pues hasta ahora no he visto un centavo. Debe ser que ni sueno ni trueno.

Afortunadamente se sobrevive de milagro, no me imagino la gente a la que le han quitado su trabajo y su forma de sobrevivir como hacen para respirar con estas ayudas que da el Gobierno.

Lo de los tapabocas, o el bozal como yo lo llamo, es algo que a muchos no les gusta.

Algunos porque se asfixian, otros porque se ven feos, pero es que con esto ni se distingue quien es quien.

Ahí si los ladrones la tienen que ni pintada para hacer sus fechorías y no ser reconocidos. Por que ¿cómo los denunciaría uno?

  • me robo un chico con tapabocas, alto, moreno de pelo quieto con ojos inquietos

Que risa.

Mejor dicho en estos días en la noticias una reportera dijo que unos ladrones con tapabocas robaron un edificio de apartamentos.

Al menos estaban cumpliendo con las normas de seguridad para no contagiar a los dueños de la casa.

Hoy vino mi hermana y nos contó algo chistoso.

Estaba en la calle y había un mimo que le decía a la gente como usar el tapabocas.

Un chico pasaba con el bozal en el cuello y el mimo le dijo que se lo colocara bien.

El chico todo rebelde se lo quito y en esas que pasaba la policía y ahí mismo el pelado se lo coloco a la carrera. La risa que les dio a todos los que estaban viendo esto fue mucha.

Pues se ve que a la ley si le tienen respetico. Y es que sabiendo que aquí se llevan a la gente que no tiene tapabocas.

Pues toca estar ojo avisor, porque ¿quién quiere estar encerrado con un poco de extraños como están las cosas?

Yo particularmente prefiero quedarme en casa, usar lo menos posible el tapabocas y evitarme dolores de cabeza.

Ahí nos damos cuenta como se sienten los pobres animalitos cuando les colocan esos bozales: reprimidos, amordazados, acalorados y frenados.

Así están las cosas y así se las he contado :)¿

Cómo estás viviendo tú esta experiencia de llevar bozal?

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.