Categorías
Cosas que pasan

Vestidos y alborotados

Vestidos y alborotados, así quedaron los desplazados de Venezuela, con las expectativas que tenían de la reunión entre los dos zonzos mandatarios que nos mandamos. Entre los dos no se hace un caldo, no son sino guapos para hablar babosadas, cuando están separados por la linea limítrofe, pues cuando se encuentra de todo lo que se dicen o mandan a decir, no hablan nada y todos quedamos en las mismas.

Como no son ellos los que están en la inmunda, que les importa seguir posponiendo y hablando mierda, al fin que ellos siguen con la barriga llena, bajo techo y con un sueldo exuberante, así cualquiera vive.Vestidos y Alborotados

Mientras tanto siguen los abusos contra los Colombianos, los están matando y como si nada, ¿Será porque son indígenas al Gobierno le vale huevo lo que está pasando?

Me pregunto ¿Si fuera alguno de su familia reaccionarían igual? no creo, esto me hizo recordar algo que me contó la vecina mientras caminábamos hoy:

Una vez la madre de ella fue con su abuela a una consulta donde el médico, como cosa rara aquí no hacen determinados exámenes y lo mandan  a uno para la porra a hacérselos, o sea a otra ciudad, en ayunas, bien tempranito y se supone que con cita para que lo atiendan  a uno casi inmediatamente, pocas veces sucede, valga la aclaración, pero eso si, no llegue usted tarde a la cita, por que no lo atienden, por unos minutos demás pierde la ida, pero si son ellos lo que se atrasan y lo atienden a uno cuando les da la gana, uno si no tiene derecho a protestar, una más de las injusticias de la justicia.

Entonces pasaron las horas esperando que atendieran a la señora que ya estaba que se desmayaba de la inanición. Imagínense desde las 7 de la mañana a la 1 de la tarde  y nada que la atendían, hasta que ella cayó en cuenta de la demora, un poco retardada mi amiga también y fue a hacer el reclamo y la enfermera le dice que ya no la atenderían, porque era muy tarde.

«Cómo así, si ella sigue en ayunas, si fuera su madre seguro ya la hubiera atendido hace rato».

La enfermera se fue a ponerle la queja al médico de que la habían insultado y este salió a hacer el reclamo y la señora le dice:

«En ningún momento la he insultado sólo le dije que si fuera su madre seguro ya la hubiera atendido lo mismo que si fuera la madre suya, doctor, también la atenderían sin tanta demora, entonces hagan de cuenta que es su madre y no me haga llevarla de regreso sin atenderla que la ineptitud fue de ustedes no mía.

Pues al ver que la señora se estaba saliendo de los chiros ahí si la atendieron.

Y al parecer para todo se tiene la gente que rebotar, es de la única manera que los altos mandos paran bolas, cuando todo se les ha salido de las manos y los daños colaterales no tienen remedio.

Seguiremos esperando  a ver en que para todo este alboroto y ojalá que la gente no se les rebote y hagan algo de los que se tengan que arrepentir, pues con tanto loco suelto no sería nada raro que algún kamikazi les haga ver su suerte.

¿Alguna vez se han salido de los chiros para que los atiendan en alguna parte?

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.