Categorías
Cosas que pasan

¿Ir al Médico?

Todas las señoras con las que juego al parqués cojean de alguna pata, pero ninguna está sana, qué cosa con ellas. Todos los días tienen citas donde el médico, donde el especialista, neurólogo, oncologo, oftalmologo y hasta mi Dios paciencia. La única medio sana soy yo, o al menos si estoy enferma no me doy cuenta. Anoche hablando de que tenían citas con el médico, me acordé que yo también debía ir por unos resultados y sacar cita para alguna cosa. A ver si se justifica un poquito el platal que se paga y que no se aprovecha.
A ver si siguen con la lora de que debo sacarme la mamografía, porque ni loca voy por allá, sino siento nada y mis tetas andan en perfecto estado no voy a ir a que las maltraten sin necesidad. Aunque ahora dizque la plancha no es como era antes, dicen ellas que se las saben todas y que ya no las aplastan sino que baja suavemente, vaya a saber, como nunca me la he hecho, no tengo con que comparar, ni quisiera tener.
Siempre he pensado que nuestro cuerpo es como un relojito y anda a la perfección y que si alguna molestia siente se queja. Al menos yo me doy cuenta cuando algo no me anda bien, si mi estado natural es no sentir nada, pues cuando siento algo raro, es por que algo anda mal y entonces ahí si toca mirar a ver a que matasanos se va o a que yerba recurro, le tengo más confianza.
Porque entre otras cosas, una de ellas resulto con cáncer de mama y eso que en tres mamografias le salió todo bien. ¿Entonces a que se debe que le haya cogido ventaja la enfermedad? Eso me da la razón de que el hecho de estar donde los médicos no es garantía de que no se vaya uno a enfermar, al contrario sino se tiene nada, con tanta esculcadera le remueven a uno hasta lo que no tiene y ahí es donde se despierta lo que se tiene dormido, pues tengo entendido que todos tenemos el cáncer en nuestros cuerpos y en cualquier momento se puede desarrollar. Yo pienso dentro de mi ignorancia que con tantos rayos laser y tanta miradera por allá dentro de nosotros hace que ese animal se despierte y salga a flote más fácil que si se le deja quieto.
También  la otra resultó con cáncer en el estómago y eso que se mantenia donde los doctores y no le veían nada. Entonces a qué se debe tanta ineficiencia de los afamados batas blancas, se les muere los pacientes en las manos y ni cuenta se dan. Y así por el estilo hay una larga lista, como la que se hizo una lipo y no se dieron cuenta que estaba herniada y a los días la tuvieron que volver a operar para sacársela. Eso quedó más remendada y de la lipo ni sus luces, esa platica se perdió.
Así que con estos espejos, no dan ganas de visitar a los matasanos y si no se tiene con qué ni una IPS, pues con mayor razón las enfermedades avanzan a paso agigantados y siempre los que chupan son los de abajo, que les toca la caridad pública y bien difícil que la haya, pues si no presenta algún carnet o la cara de Bolivar se joden, porque los pueden ver boqueando y no hay una mano amiga que los ayude. Casos se han visto y se seguirán viendo.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.