Categorías
Cosas que pasan

Al fin pasaron

Que agonía, un partido donde ya iban más perdidos que embolatados y al segundo tiempo al menos empatar, es un logro. Parece que un mal jugador si puede hacer perder un partido, el único que no se da cuenta es el entrenador, pues aunque yo de eso no sé, dicen los que saben que el culpable de los tres goles es un jugador que esta por rosca, no por méritos y para la muestra un botón, apenas en el segundo tiempo lo sacaron y cambiaron  a unos jugadores, se notó el partido diferente, tanto así que por poco y ganan.
A veces no me explico qué les pasa a los entrenadores que ven que un jugador no da resultados y en vez de sacarlo como pepa de guama, lo dejan hasta que casi los hace perder, sabiendo que les va su trabajo en un mal resultado. A ver si con esta experiencia se pone las pilas en el Mundial y no se pone a hacer experimentos y juega con los que debe jugar, porque por allá si seria hacer el oso peludo.
Y por lo tanto la celebración no se hizo esperar y el despliegue de carros, motos, bicicletas, la euforia de la gente es increíble ¿habrían celebrado igual sino hubieran empatado?
Porque en las tribunas al terminar el primer tiempo no se veían sino caras tristes y alargadas, es increíble como les cambia el semblante en un minuto y con el primero gol, se des-entiesaron y empezó la algarabía, luego ya con los otros dos no cabían en los chiros, tanto que hasta el jugador  que metió el gol se quito la camiseta, sabiendo que no pueden hacer eso. No me explico porque, si un caldito de ojo no se le debe negar  a nadie y es un espectáculo ver estos pectorales sin nada de grasa. A los gorditos si deberían de condenar  por  dañar las retinas, pero estos atletas, cero grasa, es un deleite para la vista.
Entonce a preparar maletas para ir al Brasil a bailar zamba, debe ser genial para ellos luego de tantos años ir a otro mundial, esperando que aguante unas cuantas rondas, para hacer más divertido y que valga la pena tanta euforia. Porque un mundial sin Colombia, no aguanta, me imagino que en todos los países es lo mismo.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.