Categorías
Cosas que pasan

Y por fin taparon el hueco

Increíble pero cierto, luego de ser como parte de la familia, pues imagínense más de 20 años por ahí mojándome  la puerta con su aguas residuales, salpicándome la pared, empapando a todo el que daba papaya y que no se acordaba que al pasar algún carro, nos bañaba. Pues al fin se hizo el milagro, pero creo que lo voy a extrañar, pues son muchos años de sentir el vació y de que la casa se moviera cada que pasaba algún vehículo pesado y no tanto. Además, los perritos sabían que cuando llovía ahí tenía agüita para calmar la sed.

Cada que me asomo a la  puerta y veo el hueco ahí encerrado, para que nadie lo pise aún, pienso que lo voy a extrañar un chorro. Pues fueron muchas las veces que me hizo reír al ver a mas de un transeúnte desprevenido que mentaba la madre al verse salpicado o bañado dependiendo de la cantidad de agua que tuviera.
Un día hasta a un Concejal mojó estando ahí parado. Prometiendo que lo taparía un día cuando fuera elegido. Que risa, probó en carne propia que no era por fregar que cada rato hacíamos el reclamo de que lo taparan. Claro que tampoco éste logró hacer el milagro y cuando ya se habían perdidos todas las esperanzas, pues en estos días que estuvieron señalando los huecos a tapar, este lo pasaron olímpicamente, toco mandar una carta con todas las firmas de los vecinos y mostrarle al propio Alcalde que la tronera se veía a legua. Sólo los ciegos no lo ven y entonces dijo que sí, efectivamente desde la esquina se veía e inmediatamente mando a que lo trazaran  y ya por fin lo taparon.
Otro hueco que pasó a la historia, igual que este Alcalde pasará a la historia por habernos tapado los huecos. Como que es fácil hacer una buena alcaldía en Sevilla, con solo tapar huecos quedó hecho para la posteridad.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.