Categorías
Cosas que pasan

Los vándalos

Parece que tenemos pegados al trasero algunos vándalos de los que nunca faltan que andan dañando el parasol del negocio. En estos día rasgaron una parte y se reparó, anoche dañaron el otro lado, pero ese si no lo dejaron para reparar, se llevaron todo el pedazo.
Entonces ahí es donde se piensa ¿es algún envidioso? o sólo alguien que le gustaba el mostacho que estaba pintado y se lo llevo de recuerdo, lo casual es que ya van varios atentados contra el parasol. Esperando que no vaya a ser algo más grave y luego sigan con otras cosas o personas.

Y lo peor de todo es que quedan gravados haciendo el daño, lo único es que no se alcanzan a distinguir, pues la cámara es de baja definición. Ahí es donde dan ganas de tener una donde se perciba bien, aunque para más problemas, pues se ha comprobado que demandar a los malhechores no paga, solo se queda con el enemigo, que aunque ya lo es. Pues no será un amigo el que le hace daño a uno.

Así que sino hay pruebas contundentes para poder demandar y poner alguna acusación en contra dejando en claro que cualquier cosa que pase en el negocio o personalmente se le pueda achacar a alguien determinado es muy complicado. Además sin saberse que clase de gentuza hay detrás de estos atentados.

Aunque tenemos algunas sospechas de unos chicos que días pasados vinieron a jugar y querían que se les fiara unos dulces. Como aquí no se fía, pues mi hijo les dijo que no, a pesar de que ofrecieron dejar una cadena en garantía de que volverían a pagar. Pero él les pidió que les dejara el celular, más ellos dijeron que no, entonces mi hijo les dijo que tampoco. Saliendo enojados de allí y tirando botellas vacías contra la puerta. Al oír esto yo le dije «qué había pasado», él dijo «nada que se fueron enojados», «pues no me gusta que se haga a enemigos por bobadas», «¿entonces les tengo que fiar a la fuerza?» «pues no, pero tampoco ir dejando resentidos detrás de uno, hoy fue contra la puerta, mañana quien sabe contra que».
De una al día siguiente empezaron los atentados contra el parasol, se nota que son chicos que quieren conseguir las cosas a como de lugar y sino se les da gusto, descargan su rabia contra lo que sea. Son un peligro ambulante.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

2 respuestas a «Los vándalos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.