Categorías
Cosas que pasan

Una más

Vuelve y juega: la vanidad sigue cobrando sus tributos, una más que queda luego de unos implantes  en los gluteos. Algo que al parecer no tenía mayores riesgos.
Pero es que no se sabe qué les pasa a estas chicas de hoy en día o es que tienen tanto dinero que no saben que hacer con él, porque se ve a una mujer bonita con todo en su sitio, ¿qué necesidad tienen de atentar contra su vida?, si no es el primer caso, ya todos lo días hay noticias de que se estan quedando en el quirófano o pocos días después por alguna infección, pero igual tienen que experimentar en cabeza propia.
Ahí si como que no vale nada de: «eso le pasa a la otras», «a mi no tiene que pasarme lo mismo.» Igual pasa con los matrimonios, si a alguien le fue mal, ¿por qué a mi también?, asi que por más que se diga y vuelva a decir, no hay como experimentar en carne propia la muerte.
Son pocas las que pueden contar el cuento luego de una mala intervención, algunas quedan con las nalgas como coladeras, pero pueden seguir su vida, otras no tienen esa suerte y se van con sus cuerpos perfectos para el otro lado a hacerle competencia a la huesuda.
Y luego solo quedan los lamentos y lo que se pudo haber hecho y no se hizo, las cosas que quedaron inconclusas, al fin que todas son chicas jóvene y bonitas que se quieren ver más, pero que por vanidad solo les queda un ataúd aguardando sus huesitos y que vayan de concurso al otro lado a ver si alguien le gana el reinado a la parca.
Y eso que nos damos cuenta solo de las que son medio famosas, por que de la gente del común a nadie la importa que estiren la pata allá o acá, asi que me imagino que son  muchas más las que pasan a mejor vida por el solo hecho de querer quitarse o ponerse algo más. La ociosidad es la madre de todas las bobadas que se les escurre por la cabeza y por la cual se paga un alto precio.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

2 respuestas a «Una más»

Hay que querernos como somos! Conozco alguien que tiene su cosa rara inyectada en las nalgas, sabe que le duele y que se pone caliente y que se le están creciendo pero no quiere r a revisarse y antes quiere ponerse más… qué tal?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.