Categorías
Cosas que pasan

Tristes historias

A veces me gusta escuchar las historias de otras personas y preguntar sabiendo, pero sin dar a entender que ya sé. Hoy me entere de algo que ya sabia por encima, pero que me fue contado directamente por la misma persona que vivió en carne vivo el drama de perder a un hijo adolescente. A pesar de su drama y dolor, parece que la chica es muy consciente de que las cosas pasan cuando tienen que pasar ni antes ni después, pero hubo algo que me causó mucha gracia, más que la chica lo cuenta como si de verdad creyera lo que dice.
Resulta que hace como 6 meses, su hijo fue asesinado por otro joven menor de edad, así  sin dársele nada, pues por una tontería habían discutido el día anterior, y al otro día el chico que nunca madruga un domingo, muy a las 7 de la mañana estaba saliendo para la tienda a comprar algo para desayunar , pero antes se bañó, se emperifoyó y salió todo titino, pero sin camisa, seguro sentía calor, el caso es que la bala lo encontró descamisado, entonces la chica me dice que si hubiera estado con camisa, de pronto hubiera podido desviar la bala, eso me dio mucha risa, que pena con ella, menos mal que también vio  cómica la situación que me contaba, pues cómo iba a pensar que un pedazo de tela iba a evitar que la bala penetrara.
El caso es que la bala le dio en el estómago y el chico salio corriendo para su casa, la llamó y le dijo que había sido herido por una bala en el estómago, pero ella no veía que sangrara ni nada y el chico siguió corriendo para donde unos amigos que lo llevaron en moto para el hospital, cuando la mamá llegó él ya había dado todos los datos y dicho quien lo había herido, pero se veía normal, nada hacía presagiar que la herida fuera grave, cuando lo operaron se dieron cuenta que se había desangrado internamente y ya nada que hacer, el chico murió así no más dejando un hijo de 7 meses y a otra chica embarrigada, a pesar de su corta edad estaba dispuesto a ayudar a la sobre población mundial, pues imagínense con sólo 17 años ya tenía a dos chicas azotando las baldosas por él, no me quiero imaginar que siguiera vivo, si parecía que era «polvo seguro» y todas las chicas del barrio y sus alrededores andaban detrás de sus huesitos, creo que se evitó muchos problemas yéndose rapidito y a su mamá que al parecer era a la que le caían todas sus conquistas, pues un problema enorme con un chico tan fértil por ahí dándole al peluche sin protección con toda la que quisiera con él.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.