Categorías
Cosas que pasan

Gringos conejeros

Parece increible que haya trascendido más los polvos mal echados de los guardias de seguridad del presidente de Estados Unidos que lo que pasó en la cumbre, al no haber nada importante que decir de este suceso, se centraron en chismes de cocina, que si los guardias se acostaron con una chicas prepagos, que si no les pagaron lo acordado. El despelote pues, ya ni se pueden echar una canita al aire sin que se entere todo el mundo, por que con esta difusión, no quedó nadie sin enterarse que no les gustó mucho lo que les sirvieron y por eso pagaron menos de lo acordado, o se creian de mejor familia y que podian venir en plan de tumbalocas  y  comer sin pagar.
El caso es que me causa gracia tanto alboroto por  algo tan común, al menos asi lo veo yo, que culpa tienen los pobres que los mantengan en  astinencia  obligada y que parezcan niños  que se sienten libres cuando pueden salir de casa y desordenarsen sin que nadie aparentemente los regañe.
Pero quien se iba a imaginar que por dárselas de listos y creersen las vacas que más cagan en el planeta, venir alguien tan insignificante para ellos y dañarles el caminado, ahi es donde se ve que  no hay enemigo pequeño y por donde menos se espera, salta la liebre,  por un ratico de placer y querersen ahorrar unos  centavos, quedarse sin trabajo y hasta sin hogar. Me imagino, porque seguramente a sus mujeres no les hará ninguna gracia que desacrediten la comida casera.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

2 respuestas a «Gringos conejeros»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.