Categorías
Opinión

Los adoptables

Anoche siguieron con lo de los niños que se pueden o no adoptar en Colombia y parece ser que en cualquier parte del mundo. En esto hay muchos intereses creados económicamente, tanto por los que los dan en adopción, como por los que hacen los trámites.
Las casas del Bienestar son instituciones que se mueven si hay material de intercambio, sino no tendrian razón de ser, lo que pasa es que como en todo, y en todo negocio, los hay más vivos que otros, bien se dice que el vivo, vive del bobo.
Yo viendo este programa me puse a analizar algunos casos donde los padres llevan a sus hijos a bienestar o son denunciados por la comunidad por maltrato fisiso o sicologico muchas veces, no se puede negar que en todas partes, los niños son los paganines de todo lo malo que pase.
Hubo dos casos en particular que me llamaron la atención, donde un matrimonio tienen un niño, pero viven en los suburbios y barrios bajos, donde no hay sino malandros y el padre es uno de ellos, pues metía vicio. Entonces a la madre le tocaba trabajar y dejar al niño al cuidado de la abuela que era alcohólica, asi que no había mucho de donde escoger, por lo tanto cuando bienestar cogio al niño y al ver que se podian quedar sin él, el padre se empezó a regenerar, se salieron para otra parte menos mala y ahí mismo le empaquetó otra china a la señora esta. Entonces ya ni tiempo ni dinero parta estar pendientes del otro niño, asi que cuando se acordaron y lo fueron a reclamar ya creian que era que no les interesaba y empezaron a voltear. Que venga, que vaya, y en esas idas y vueltas otra embarrigada, ya eran dos niñas más y bien arrastrados, porque el hecho de trabajar como burros noche y día, no garantiza que la situación fuera mejor. A mi parecer, por lo tanto el niño fue adoptado por unos holandeses, que al darsen cuenta que los verdaderos padres querian a su hijo, lo trajeron a Colombia para que se vieran, pero se lo volvieron a llevar, muy tristes quedaron estos señores sin su hijo, pero yo me digo, ¿no es mejor que esté con otras personas que le pueden dar un mejor plan de vida, que estar ahí aguantando hambre con sus otras hermanitas y a riesgo de tener que trabaja como la mayoria de niños en las calles y cogiendo malos vicios?, al menos estos lo vieron y se dieron cuenta que estaban mucho mejor que con ellos, porque la verdad ese cuentico de que con amor pan y cebolla es pura tonteria, creo que hay que ser más practico y darles gracias a los señores estos que por lo menos se lo dejaran ver y saber que se encuentra bien en todos los sentidos. Al menos en este caso, ya que hay otros casos donde ni sus luces y ahí si la incertidumbre es más horrible, sin saber nada de estas criaturas.
Asi como este hay otro casos, donde los niños son llevados a Bienestar porque los padres no tienen donde caersen muertos y no solamente con un  hijo, los hay con tres, cuatro, en fin una churreta que se les hace más dificil el diario vivir. es un tema bien complicado y ahora viene la otra parte, donde no todo es color de rosa para los adoptados.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.