Categorías
Cosas que pasan

Sin dirección

Esta semana que estuve paseando en Cali se me olvidó llevar la libretica donde tengo anotado los teléfonos y direciones de allí. Llegué con las direcciones de Bogotá o sea que no me iban a servir mucho en Cali.Pues tenía una visita pendiente donde una amiga, para llevarle una mantilla a su nieta recién nacida. El teléfono si lo tengo en el celular, pero la llamé y nada que me contestaba, pensé que había cambiado de móvil, yo se llegar, se supone. Aunque de la dirección no me acordaba bien, entonces a la hora de decirle a mi hijo para donde iba, se me complicaba la cosa, porque no le sabía decir la dirección. Obviamente esto le molesta mucho, es que no me tiene paciencia. Que como queria que me dijera que bus tomaba sino tenía ni idea para donde iba, yo le decía que sí sabía, que el bus que iba para la terminal pasaba por ahí, «pero por ahí por donde«, se exasperaba él al yo no darle una respuesta coherente. ¿Cómo se la iba a dar si yo tampoco sabía?
Bueno, al fin me dejó donde cogia un bus para la terminal, confiando en que yo de ahí me orientaba, pues era cerca donde mi amiga vivía y yo confiaba en que el bus pasaría por ahí. Pues ni sus luces, no pasó es que ahora los buses andan todos locos, ya no es lo mismo. Andan por donde quieren, menos por donde a mi me gustaría que fueran y me llevó hasta la terminal, allí me baje, más perdida que embolatada, sin saber para donde agarrar o que bus coger, me dije que la iba a llamar otra vez, si me quería ver, pues me contestaría, sino pues de malas ella, me iría para donde otra amiga o me regresaría para la casa.
Pues que la llamé y ahí mismo me contestó, muy de buenas ella. Le dije que andaba ahí cerca, según yo, que como llegaba, pues que había que coger otro bus que pasaba por donde ella y era el único. No lo podía creer, al mucho rato nada que pasaba el tal bus,con el tal número, entonces le pregunté a uno parecido pero nada que ver, que por qué se demoraba tanto para pasar esa ruta por ahí, «ah, es que ese pasa por el otro lado», me dice el señor. De razón, que lenta, ahí me iban a salir raices. El chofer muy formal se ofreció a llevarme de pasada al otro lado, donde pasaba el dichoso bus.Pues si, yo que me bajo y el bus que pasa, ahí mismo me llevó donde la amiga que me estaba esperando fuera de la casa, para que no fuera a seguir derecho.
Ahora para el regreso fué otro paseo, pues ningún bus pasaba cerca de donde iba, así que me dejaron en uno que pasaba cerca, yo iba para la 39 y el bus pasaba por la 32. Me tocaba caminar unas cuantas cuadras, pero ni modo era lo más cerca que se pudo conseguir. Ya pasear está muy complicado, pues asi llegue, el chofer me dejó donde le dijo a mis amigos y que seguro yo conocía por ahí, me preguntó, «jum, ni idea, pero seguro preguntando llegaré o sino tomaré un taxi», al fin que no estaba tan lejos. No necesité taxi, caminandito llegué sin ningún problema, menos mal que no ando prevenida de que me vayan a asaltar o algo parecido, por que sino, no doy un paso a esas horas de la noche, no muy tarde, pero para andar sola, me imagino que si.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

2 respuestas a «Sin dirección»

Te perdistes mal, pero igual no creo que haya sido peor que las veces que yo me perdi en la capital, ahi era caminar hasta encontrar el lugar, por que ni los policias ni los agentes de transito ni nadie supuestamente saben donde estan parados, da la casualidad de que ellos viven en la capital desde antes que yo naciera o hace mucho tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.