Categorías
Cosas que pasan

Pensando en montar un negocio

Con el cuento de que se le quiere montar un negocio a mi otro hijo, que no hace nada, pero quiere hacer algo sin que le cueste mucho.

Esa como que es la modalidad hoy en día de los chicos, nada que ver como era antes que nos tocaba sobarnos el lomo para producir cualquier cosa.

Entonces se pensó en dividir mi negocio para montarle a él algo que le gustara, que no es cualquier cosa, el chico no se conforma con cualquier bagatela ni quiere hacer lo que todos hacen, pues el lema de él es:

 «para que voy a montar otra tienda de ropa, igual a las que ya existen en el mercado, que ofrecen lo mismo, yo quiero es algo que no tengan aquí».

Partiendo desde esta base yo me pongo a ver y veo que el pelado tiene razón.

No es lo mismo montar un negocio con novedades diferentes, que atraigan a la clientela, que montar otro de los mismos, con las mismas cosas que no ofrezcan nada diferente y que sacien la curiosidad de los que vayan a ser futuros clientes.

Me baso en este hecho de que aquí en el pueblo por ejemplo cada rato montan negocios parecidos al mío, por decir algo, pero que a los pocos días, va uno a ver y ya los han levantado.

No les da resultado, lo único que hacen es llegar y tratar de fregar la plaza con precios bajos que los llevan rápido a la quiebra. Pues si se trata de eso, igual yo también puedo dar los precios a como ellos los dan sin afectarme mucho, algo que a ellos de inmediato los tumba.

Entonces mirando desde este punto de vista creo que el pelado tiene buena visión para el negocio y por lo que se ha podido apreciar entre los poco chicos que ya han visitado el local, es lo que buscan: novedad y cosas diferentes, no lo mismo que hay en las otras tiendas.

Al principio la inversión es grande, por que no es lo mismo montar una tiendita con dos cosas, como hice yo al empezar que no tenía ni una vitrina, ni idea de nada, sólo las ganas de independizarme pero sin una base sólida de nada, y a pesar de eso pues como que era más fácil, o quizás otros tiempos, que poco a poco salí adelante con él y hasta ahora no lo he dejado caer.

También hay otra cosa a favor, que hará algo con lo que siempre ha soñado y que ahora que tendrá la oportunidad de poner en práctica todo esto que tiene guardado y represado, se espera que los resultados sean óptimos.

Al fin que no es lo mismo hacer lo que se quiera, que hacer las cosas por obligación o por que toque, por que no hay de otra.

Siempre he pensado que para que una persona dé resultados en cualquier cosa que desee emprender, es hacer lo que se desea, lo que realmente le guste, lo que lo apasione. Así se pone todo el empeño para que todo salga a pedir de boca.

Espero no equivocarme y que le ponga tanta fe, que luego no se defraude a sí mismo, sólo son las ganas que le veo de hacer realidad su sueño dan muchas ganas de apoyarlo.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

15 respuestas a «Pensando en montar un negocio»

Como la publicación tiene algún tiempo. Espero que a tu hijo todo le haya resultado con bien. Es afortunado por contar con el apoyo de sus padres para comenzar. A diferencia de otros. Que incluye hasta tu propia experiencia, donde al comienzo te faltaban inclusive vitrinas según nos comentas. Concuerdo en que al realizar lo que mas le agrade a cada uno. El empeño se eleva. Y con ellos la posibilidad de éxito.

Saludos cordiales.

Como la publicación tiene algún tiempo. Espero que a tu hijo todo le haya resultado con bien. Es afortunado por contar con el apoyo de sus padres para comenzar. A diferencia de otros. Que incluye hasta tu propia experiencia donde al comienzo te faltaban inclusive vitrinas. Concuerdo en que al realizar lo que mas le agrade a cada uno. El empeño se eleva. Y con ellos la posibilidad de éxito.

Saludos cordiales.

¡Adoro los negocios! Y ganar dinero para ser libre.

A mis hijos de 18 y 16 les hablo de inteligencia financiera y de negocios digitales.

Efectivamente los negocios hoy en día no tienen nada que ver con los negocios 4.0 pero la base es siempre la misma (para mí) sentido común, poca inversión, y buen asesoramiento (o mentoría como le llaman ahora) y por supuesto pasión y formación.

Pues al principio serán muchas horas hasta que el avión ha cogido altura y vuela solo.

¿A que sí? 😉

Jajaja, con razón la imagen.

Pues es preferible que esté entretenido en su «propio» negocio, que esté por ahí sin hacer nada de nada.

Lo importante también es que no desfallezca cuando el negocio haya perdido novedad. Debe seguir innovando e incluyendo cosas nuevas para que los clientes no pierdan el interés.

Totalmente de acuerdo con que es primordial que sea algo que le haga ilusión. Montar un negocio no es fácil, requiere mucho esfuerzo y dedicación y no rendirse a la primera de cambio, así que si al menos es algo que te apasiona, es más fácil que te esfuerces por conseguirlo.

Además, si tiene una madre como tu que le apoya para lograr sus metas, muchísimo mejor 🙂

Montar un negocio no es sencillo, por eso es genial contar con el apoyo de la familia. Creo que eso siempre es base para disfrutar más del trabajo. Al fin y al cabo cuando trabajamos unidos mejor para todos 🙂

Hola Amparo! Apoye a su hijo con el negocio, no hay nada peor que quedarse con la duda de que, que hubiese pasado si lo apoyaba y tenia éxito?.

En la vida todo es a mitad 50% de éxito 50% de error, pero cuando las cosas se hacen con amor y pasión la probabilidad de errar disminuye, y si ese fuera el caso no se desanime ni lo desanime, dele más apoyo porque de los errores se aprende.

No vinimos al mundo sabiendo todo, su hijo tiene una mentalidad innovadora pues entonces innove con él.
Abrazos y muchos éxitos!

Amparo yo creo que con visión y pasión las cosas empiezan bien, y por lo que leo tu hijo la tiene clara.

Seguro va a ir todo genial. Apoyo en familia y pa lante. Buena suerte.

Ay Amparo (suspiro). Como sabes, nadie escarmienta en cabeza ajena y en verdad emprender no es algo que sea precisamente fácil. Apoya a tu hijo para que sepa seleccionar bien, pues como dices, debe ser algo que le guste. ¿Te cuento algo? No es necesario que sea una tienda. De hecho, cuando sepa que debe estar allí, truene , llueva o relampaguee, quizás le va a espantar. Ayúdalo a que vea los pro y los contra de sus decisiones y si tienes que hacer una «trampita» de no ser tú quien se lo diga, sino alguien afín a él, mejor. No vaya a ser que le de por rebeldía. Un abrazo y la mayor de las suertes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.