Categorías
Cosas que pasan

Es un camello sacar un permiso

Para hacer cualquier vueltica es increible la cantidad de cositas que hay que hacer. Las personas que trabajan en estos sitios se llenan de una cantidad de requisitos y requeñeques, que hacen que a uno le vaya dando perecita tanta joda.
Estamos sacando un permiso para montar otro negocito al lado del mio, algo que se supone se podría hacer sin tantas arandelas, al fin que mi negocio es una miscelánea y debería de poder con todo lo que el titulo conlleva. Pues resulta que no, hay que pedirle permiso a reimundo y todo el mundo y todos son de una lentitud exasperante. Peor que lo talentos que tuve en la casa, son como cortados con las mismas tijeras.
Uno va a hacer las tales vueltas y parece una pelota de pinpón: vaya pa lla, venga pa ca, vuelva otra vez, suba, baje, vaya, venga y eso si se está de buenas y estan las personas requeridas. Sino, tenga paciencia espere o vuelva después.
En este trote llevo más de mes y medio, sino fuera por que ya falta menos que al empezar, tiraba la toalla, pero no, ya casi coronamos la cosa, sólo que cuando se cree que ya, en donde menos se espera colocan la piedrita y hay un tropezón. Que mamera.
La vida debería ser más fácil o por lo menos los empleados menos lentos, que hagan las cosas a tiempo y sin tanta morrongiadera. Es verdad que ellos tienen que justificar el sueldo, pero deberian de tener un poco de consideración con la gente que requiere estos servicios. Parece que uno tuviera todo el tiempo del mundo para andar viéndoles las caras.
Encima cuando ya todos han dado el permiso, se ha conseguido por fin todas las firmas de todos estos prominentes hombres impotantes, que se llega a la última estación y que vuelve y juega. Vuelva con un papelito donde todos de nuevo a que llenen un formulario, como sino fuera suficiente los permisos ya dados, según esta chica sin ellos no podía sacar el NIT. Pues resulta que para nada se necesitan, con la cámara de comercio es suficiente, me parece que andan miando fuera de coca, pues el negocio ya está registrado. Sino quieren plata en tesorería, pues tendrán que esperar a que yo acierte a encontrar a estos personajes de nuevo.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

3 respuestas a «Es un camello sacar un permiso»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.