Categorías
Cosas que pasan

Seguirá siendo más fuerte que la nostalgia

Hoy en mi correo, v que me había escrito una personita a la que trato de sacar de mi MSN, es más ya la saqué hace días, pensé que se había olvidado de mi y que no volvería a saber de él, pensando que es lo mejor para, pues se me había vuelto una situación un poco molesta al él querer algo más que una amistad conmigo.

¿Pero qué otra cosa se puede tener con una persona que vive al otro lado del charco? que ni por casualidad nos podríamos llegar a ver, separados por la distancia, el idioma, la edad, mis obligaciones, mejor dicho todo nos separa.

Nunca habrá algo diferente a vernos por la cámara y escribirnos por el MSN.

Me parece una situación desgastante de energía, por eso sin previo aviso lo borré. Al ver su nota hoy en mi correo, leer sus palabras tan sentidas que me decía que por siempre me recordaría, que era la mujer perfecta, que toda la vida ha soñado, me sentí mal por él.

No me parece justo haber despertado algo tan bonito en una persona y no poder avanzar más allá.

Igual creo que lo mejor es dejarlo así, que no me vuelva a ver ni me pueda escribir, seguro pasaré a ser un recuerdo lejano, como algo que llegó y se fue. Todo pasa, es mejor dejar que las cosas sigan su cauce él por allá, yo por acá.

Me dio nostalgia y tristeza, podría haber llegado a ser una historia de amor bien romántica, como esas que sólo se dan en las novelas, donde un caballero andante llega donde su dama a rescatarla de una vida infeliz y la llena de toda su dulzura, ahhhhhhh que bonito, ya figuró para la próxima venida a este mundo, porque en esta así quedamos.

¿Alguna vez has dejado alguien que te quería y tu no le correspondías?

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

7 respuestas a «Seguirá siendo más fuerte que la nostalgia»

Todas queremos un Príncipe azul, sin embargo a veces lo tenemos en frente y no nos damos cuenta, solo tenemos que aceptar las cosas como son, disfrutar de ellas y ser muy claras con las nuevas amistades que se tienen, para no herir a las personas que vamos conociendo en el camino.

PD. no creo que tu vida sea tan desdichada, de pronto un poco díficil, pero hoy en día seguro es mucho mejor que hace algunos años 🙂

Lamento tus cuitas amorososas amiga. Espero que todo sea para bien con el involucrado…
No tengo dudas que ya te llegará tu media naranja. A mi me llegó cuando menos lo esperaba…
Feliz 2011!!!

Hola Amparo, gracias por tu visita a mi blog. Vengo a devolverte el detalle y a desearte un muy feliz 2011. En cuanto a los amores imposibles que nacen y mueren en este medio, pues qué decirte que no sepas ya, salvo eso, que mueren igual que nacen, que todo parece muy intenso, muy rápido, pero con la misma rapidez se olvida, porque a fin de cuentas nadie pierde lo que no tuvo jamás. Duele, duele tanto tener que dejar a alguien como ser dejado, pero en muchos casos es lo mejor para ambos, y lo cierto es que las distancias, cuando las hay, no las pone el charco, ni los kilómetros, sino nosotros mismos, especialmente cuando las espectativas de los involucrados son distintas, hemos de tener claro lo que buscamos y lo que estamos dispuestos a dar o a ofrecer, eso es todo.

Besos
Narci

Me ha encantado esta entrada. Quería agradecerte por aquí tu comentario en mi blog.
Por cierto hay varias casualidades entre nosotras, al parecer. En primer lugar yo también soy del otro lado del charco, como esta persona a la que te refieres en el post. Y yo también vivo en Sevilla, como tú, pero en la Sevilla de España, al sur, en Andalucía.
Uau, ¿no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected]. Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.