Categorías
Cosas que pasan

Las penas del alma

Deben ser más tristes que cualquier pena, bueno, poco sé de penas, la verdad la vida ha sido amable conmigo hasta el momento, sufro de pocas y del alma menos. Sin embargo quise dedicar unas lineas a muchas personas que en estos momentos tienen unas y muy hondas, por diferentes motivos, creo que las más duras son las perdidas afectivas, que nos aqueja cuando menos las esperamos, pues nunca estamos preparados para recibir malas noticias, además ¿por qué se van a esperar malas si todos estamos bien?, gozamos de salud, dinero, comodidades, la vida nos sonrie, por que vamos a imaginar que la vida puede cambiar en un segundo, no hay motivo ni razón de ser, que por causa de unos desadaptados que se creen dioses, puedan disponer de la vida de otras personas.

Aquién le va a parecer justo una acción de semejante cobardía, ya los sicarios no se tientan el corazón para cometer sus barbaries delante de niños y de una cantidad de gente, que de milagro no resultan heridas por la cantidad de balas disparadas indiscriminadamente sin ton ni son, parece que la gente ya se volvió loca de odio, para hacer algo de esta naturaleza, a estos sicarios no les enseñan la mas minima regla de humanidad, pero que se puede esperar de estos espósitos del infierno, que se venden por cualquier peso, no creo que lo que les paguen alcance siquiera para medio poder morir dignamente.

Son unos miserables, que quedan peor cada día, que lástima me dan, siento más lástima de estos pobres descarriados que de la personas que se van, al fin que hacen tan bien su trabajo que se aseguran que no queden para contar el cuento, algo que hay que agradecerle a estos degenerados, pues al fin que hay cosas peores que la muerte.

En estas cosas no entiendo muy bien la mentalidad de la gente que manda asesinar a otros, pues si la razón es la venganza o algo así, no me parece que desaparecerlos sea una buena opción, al fin que se van a descansar y ya, los vivos son los que quedan fregados y con todos los problemas encima, pero del ahogado el sombrero.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.