Categorías
Cosas que pasan

Y le robaron la cadenita

Hoy amanecieron con el cuento del robo a un señor de una cadena gruesa de oro, se la arrebataron del cuello y el señor como que se asustó tanto que está hospitalizado, en coma.

Esto me hizo acordar de algo que pasó hace muchos años con una de mis cuñadas, cuando le robaron una cadena dorada de fantasia, que chasco para el ladrón, pegarse de semejante baratija, no todo lo que brilla es oro, pero él no lo sabía, se dejo enceguecer por el brillo.

Lo más chistoso del caso y es algo que cada que sale a relucir casos y cosas se acuerdan de esto, por que cuando pasó, estábamos en visperas de año nuevo, ella se estaba estrenando su cadenita que le habían regalado en navidad, muy tempranito salimos a la calle e iba en medio de dos amparos, osea que estaba bien amparada, cuando de pronto ví que alguien se le acercaba por detrás y la abrazaba, como estabamos en años nuevo, pensamos que le estaban dando el feliz año, cuando ella va diciendo: «me robaron la cadenita», y nosotras: «como así quien,» «yo pensé que la estaban felicitando», dije yo, «pues bien felicitada quedé» dice ella y nos sentamos a reirnos de la bobada, y del ladrón no se le vió ni el polvo, además que va uno a irse detrás de un ladrón por tan poca cosa, asi hubiera sido de oro, pero con esta baratija, se corria el riesgo de que el ladrón se sintiera estafado y se quisiera desquitar con nosotras.

Lo que nos quedó claro con esto es que no hay que dar papaya ni colocarse cosas que llamen la atención de los dueños de lo ajeno, que viven pendientes envidiando lo que ellos no tienen, pero que lo quieren conseguir a como dé lugar, y lo malo de estas situaciones es que si se logra salir bien librado, el susto es mucho y si se sufre del corazón pues ahí mismo se puede quedar como un pollo.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.