Categorías
Cosas que pasan

Que vida tan arrastrada

Salí un momento a la esquina a comprar la carne, cuando llegando a la esquina que se me daña la arrastradera, por un lado se zafó la tira, me dejó en la calle, me tocó irme caminando así, arrastrando el pie, con la chancla, para no quedarme del todo descalza, esas piedritas tallan, me imagino.

Menos mal que no era sino una cuadrita para caminar y que estaba en la misma ciudad, nada más desagradable que se le dañen los zapatos en otra parte, en plena calle.

Ya me pasó una vez en otra ciudad, sólo que estuve muy de buenas, por que se me dañó dentro del local en el que estaba comprando algunas cosas y el señor de ahí, muy amable, mandó a arreglarme el zapato con unos de los empleados, sino me habría tocado comprar nuevos, solo que con que sentimientos, en esos momentos ya estaba más sacudida que palma en domingo de ramos, jajaaja.

Pero siempre tengo un angelito por ahí, que mira todo lo que hago, para que no me vaya muy mal y sea más pasable llevar esta vida, sin necesidad de arrastrarla mucho.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.