Categorías
Cosas que pasan

Los testigos de Jehová

Algo que me choca, es cuando llegan estos señores con ínfulas de que se va a acabar el mundo si no leemos la biblia y mucho más si no son ellos los que nos enseñan cómo hacerlo. Para eso que son como las cucarachas, uno sacándolas con una escoba y ellas para dentro, quieren invadirnos a como dé lugar, me desespera tanta insistencia, hay veces que toca ser como groseros con ellos para que entiendan que no me interesa oírlos, que cuando yo quiero leer la biblia, prefiero hacerlo yo misma, no con los gagueos, de ellos, que ni siquiera tienen arte para leer.

Cada rato pasan por aquí, muchas veces para quitármelos de encima les compro esas revistas que llevan, a veces tiene hasta buenos temas y me gusta leerlos, pero que no me quieran imponer a la fuerza su presencia mojigata, con actitud de salvavidas, que sino seguimos los preceptos que ellos predican, no tendremos la salvación eterna.

Hace algunos días pasó por aquí una señora predicando y llevaba un niño pequeño con ella, mamoncito el angelito, que ni siquiera la dejaba hablar, para peor, aguantarme a la señora y a su pequeñín, viéndola en tamaña premura con este niño le aconseje que le diera unos buenos azotes para que aprendiera a portarse bien en la calle, que como predicaba si no era capaz de manejar al insoportable querubín, entonces me dice que la violencia no es la mejor opción, que por eso había que leer la biblia, para no pensar a toda hora en maltratar a la gente, me dio hasta risa, le dije que chistoso que digan que la biblia no es violenta, no he visto libro más violento y sanguinario que la biblia, o es que ahí no hablan de matanzas, de infidelidades de masoquismo, de cómo se mataban los hermanos entre ellos, los padres contra los hijos, como perseguían a los cristianos, como Caín mató a Abel, ahí nada más bajaron media humanidad, imagínese no había sino dos babosos, Adán y Eva y matan a uno, no me imagino de donde salió tanta gente después.

Entonces como ponen de ejemplo la biblia para que cesen las guerras, y haya paz si ese libro no me parece el mejor ejemplo a seguir, según mi parecer y respetando las creencia de cada cual. La violencia siempre ha existido, no es nuevo, siempre ha habido matanzas, por la intolerancia de la gente, se pegan de cosas que de nada sirven, se matan por un pedazo de tierra, por que el vecino le quito la mujer, porque lo miran feo, en fin se pegan de nimiedades, cosas que no llevan a ninguna parte.

Pues la señora le tocó irse con su angelito, sin conseguir convecerme de que para tener la salvación había que pegarse de la biblia.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

4 respuestas a «Los testigos de Jehová»

jajaja que buena historia; cuando vuelvan confróntalos preguntandoles primero si saben cuántos testigos de jehova hay en el mundo, y luego sólo sientate a divertirte de lo lindo preguntandoles que entonces cómo es posible que solo 777777 (o un número así) personas se vayan a salvar, si hay más testigos de jehova, esto es porque ellos dicen que la biblia hay que entenderla literalmente y en alguna parte dice que solo setenta y picoemil personas se van a salvar… jajajaja Me cuentas si lo haces

jajaj complicado, complicado, cuando me ven más quieren convertirme para que me salve y llegue al paraiso y pueda acariciar leones y hasta hienas, a veces toca decirles la verdad: ya probé su religión y no me gustó… tienen muchas incoherencias… 😛

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.