Categorías
Cosas que pasan

Visitar al doctor

Ir donde el médico es lo peor que puede haber, por que será que uno va por una cosa y ellos se inventan otra, si uno esta aliviado, ellos se encargan de enfermarlo, lo cogen y no lo quieren soltar, que cosa tan barbara es caer en manos de esta gente, se inventan cualquier cantidad de cosas, que pereza, si por mi fuera que me llevaran directo al panteon, sin tener que pasar por las manos de ellos.
Será por que me deprime tanto estos lugares, no sé ni para que voy, si me encuentro bien, pero ahi mismo ellos encuentran de todo, entonces ahí si me da la moridera. Lo cogen de cuenta de ellos y no quisieran soltar la presa, preguntan y preguntan, le duele esto, aquello lo otro y si uno les dice que no, que nada, que va nada más para saludarlos, de todas maneras tienen que desquitar el ratico y empieza el peregrinaje por todo el consultorio, vaya allá, suba al segundo piso, venga pa ca, para todo es un papeleo.
Es cierto que son un mal necesario, pero no es garantia que lo salven a uno en determinado momento, más fácil pueden dar el empujoncito al más allá, mandan una mano de pastillas, que si le alivian algo, dañan lo otro. Después de caer en manos de los doctores, es dificil salirse de ese circulo vicioso de pastillajes, por que claro la pastica que le mandan para el dolor de cabeza, se lo quita, quien dice que no, pero inmediatamente hay que volver donde él, por que ya se tiene gastritis, le manda para la gastritis, pero hay que volver por que se le alborotó el higado, tratan el higado y ya le afecto el pancreas, mejor dicho con esa cantidad de cosas que tenemos es muy dificil salir ilesos.
Hoy a la doctora le dije, no me gustan las pastas, que no siento nada, estoy bien, pues entonces hay que purgarla, no solamente usted a su marido tambien, el caso es empastillarlo a uno a como de lugar, pero sin una receta de pastas no sale uno del consultorio. Para eso que son unas pastotas grandes, que se le atoran a uno en el gaznate, hasta maluco deben de saber, que tortura.
Pero tocó, quien me manda a ir por allá sin necesidad.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.