Categorías
Cosas que pasan

El reloj

Que rápido anda el reloj, cuando uno esta feliz y que lento, cuando se está triste, es la contradicción de los polos opuestos, cuando se desea que algo pase, parece que se detuviera, más si cuando lo que se quiere no sucede, ahí sí que es más decepcionante su lento caminar.

Cuantas veces se desea que el reloj se detenga, pero ahí si corre como si lo estuvieran persiguiendo, es algo bien paradójico, por eso es que la felicidad es tan efímera, mientras los sufrimientos parecen siglos, me imagino a los pobres secuestrados, cuan lenta les parecerá que trascurre el tiempo en medio de la tortura física y sicológica en la que les toca vivir a diario.

Reloj, deten tu camino, como si fuera tan fácil detener el paso del tiempo, es algo implacable, como cuando más se desea volverlo atrás, no se puede, no se deja, es lo único que inexorablemente sigue su camino.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.