Categorías
Opinión

Lo que el viento se llevó

Increíble que apenas ahora con medio siglo encima no me haya visto esta película tan laureada y reconocida en el ámbito cineasta. Casi que estiro la pata sin saber por qué utilizamos tanto la muletilla «lo que el viento se llevo»

Como la ignorancia es atrevida, a mí no me pareció la gran cosa. Tiene sus entresijos, sus enseñanzas y alguna que otra cosita más como son la belleza de sus paisajes y de los protagonistas.

No me pareció que para darle una lección a la protagonista tuvieran que morir sus dos hijos. Esto se debió llamar «nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido».

Por lo demás, ver a una mujer engreída, caprichosa, interesada solo en lo material y sin embargo no satisfecha teniendo más de la cuenta y de lo que se merece.

A un hombre embobado que solo se despabiló cuando no hubo un lazo afectivo que los uniera, solo la hija lo tenia amarrado a este parasito, apenas desapareció, se dio cuenta de que no había nada que lo atara a la mujer que decía amar.

Es una película con un argumento muy pobre, a mi parecer. Así y todo es aclamada y galardonada y solo les faltó canonizar a la protagonista. Como dicen por ahí: «para gusto, colores».

Me hubiera podio ir sin haberla visto y no la hubiera echado en falta. Es un tema tan cotidiano que no se necesita ver en películas para saber que en la vida real existen mujeres como esa, porque lamentablemente las hay a montones. Las veo a diario en mi entorno, espero que no se llegue al final triste para que se parezca más.

Hombres como el protagonista hoy en día son mas común que en el tiempo en que se grabó este novelón. Así que cualquier parecido con la realidad no es coincidencia, es la pura realidad.

Esto me hizo acordar de un señor al que la mujer se le fue con otro y le dejó a sus dos hijas. El pobre anda mirando a ver cómo hace para que la señora regrese. Ahí si se da cuenta de lo que vale la mujer en la casa. Cuando la tienen ahí, parece un mueble más de la decoración, pero cuando se van, lloran para que regresen.

Bueno, el caso de la protagonista es diferente por que ella solo estuvo enamorada de un espejismo. No apreció lo que tenía en la casa por andar deseando lo que no podía tener, que era un amor platónico donde el chico se casó con otra y ella quedó con la espinita de lo que pudo haber sido y no fue.

Por lo tanto por andar pensando en pajaritos de oro, cuando se dio cuenta se quedó sin la soga y sin la ternera. Cuando quiso recuperar al hombre que la amaba a él ya no le interesaba y la dejó más sola que la una.

Se quedó sin marido, sin hogar, sin hijos y aunque su amor platónico quedó viudo a él tampoco le interesaba. Qué triste, dejar lo más por lo menos.

Al menos deja una buena enseñanza para la vida, Ojalá la gente aprendiera y aprovechara de la desgracia de otros y no experimentarla en carne propia. Es lo que suele pasar, nadie escarmienta en cabeza ajena.

La felicidad está en las cosas sencillas, algo que el dinero no puede comprar. Que ayuda y sirve mucho, pero no siempre las cosas materiales llenan el vacío y el desamor.

Así como cuando se hacen malos negocios. Uno cree que cogió el gordo y resulta que hay más vivos viviendo de los crédulos y lo que por agua viene, por agua se va.

Hay pescadores recogiendo la cosecha que no sabemos aprovechar, hay que desconfiar de las cosas cuando son tan buenas, «de eso tan bueno no dan tanto» dicen los abuelos y cuanta razón tienen.

Y cuando nos quedamos viendo un chispero, decimos, lo que el viento se llevo, no habrá tormenta que lo devuelva. Solo nos tocará aprender de los errores para tratar de no volverlos a cometer, pero como tenemos memoria de gallina, cometemos uno y otra vez, siempre con la esperanza de que esa vez sea la vencida.

Cuéntame ¿A ti te gustó Lo que el viento se llevó? ¿Qué enseñanza te dejó esta película?

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.