Categorías
Cosas que pasan

La llamada millonaria vuelve al ataque

A una de las amigas con las que salgo a caminar en las mañanas, le hicieron la llamada millonaria, y ella les siguió la corriente.

Como que está de moda de nuevo las llamadas a familiares de personas que están en otra parte, y como cogen a la gente desprevenida pues aprovechan para meterle un gol económico.

La llamada millonaria
Foto: Portrait of a young woman shouting at a mobile phone… de Borysevych.com | Shutterstock

A mi amiga la llamó supuestamente un sobrino, al contestarle del otro lado le decían tía, tía como está y ella hola sobrino muy bien y usted como esta.

Bien tía, pero tengo un problemita, ahí le paso al teniente para que le explique.

El tal teniente le va diciendo que su sobrino había tenido un pequeño accidente en donde tenía que pagar una multa si no quería ser llevado a la estación y que él solo se acordó de ella.

Cómo así, le va diciendo la amiga. Si el sabe que allá en Bogota en donde se supone que está tiene a su tío que es mayor de la policía y a mi hijo que también está en la policía y  lo pueden ayudar.

Ah no señora si es para problemas mejor no, y le colgaron.

Qué risa, se llevaron tremendo chasco. Ahí nada más se ve el descalabro que querían realizar.

Y a otra con la que juego parques, también me contó que le hicieron la llamada millonaria y ella también les siguió el hilo y les hizo perder minutos en el celular.

La llamó un supuesto sobrino. Nunca dicen de un hijo, al menos son medio avispados y suponen que de un hijo se está más al pendiente. Y al otro lado de la linea el supuesto sobrino llorando a moco tendido. Por que según él había atropellado a alguien con su moto y que le pedían un dinero para no ser llevado con la policía.

Pero entonces llama a tus padres. Ellos te pueden ayudar mas fácil. No tía, no quiero que mis padres se den cuenta, me castigarían, solo confió en usted, présteme esa platica que luego se la devuelvo cuando salga de este problema. Por favor no le quedo mal.

Y cuánto seria esa platica.

Es poco tía, solo dos palos. Pero yo no tengo ese dinero, me tocaría salir a vender un cafecito que tengo.

Hágale tía yo espero, tranquila que no le quedo mal. Mañana vuelvo y la llamo a ver si me pudo hacer el favor y para decirle dónde me la consigna.

Listo sobrino, tranquilo que yo le ayudo. Al otro día llamo de nuevo el tal sobrino a ver si ya tenia el dinero.

Y ella sí, claro dígame donde se lo envió.

A este número tía y gracias, en cuanto salga de este problema le devuelvo todo.

No se preocupe, mas bien vaya llamando a otra boba que esta ya se cansó del jueguito y les dijo que cogieran oficio, que con ella no iban a sacar un peso, que al fin ni sobrinos tenía. Deben haber quedado mas aburridos.

Nos divertimos mucho con estas historias, que no pasó a mayores, pues ya estamos advertidos de estas llamadas y ya no les cuaja.

Y anoche se escuchó en todo el barrio una llamada de auxilio. Pues estaban asaltando a una chica a la vuelta de la casa. Al parecer el ladronzuelo apenas estaba dando sus primeros pasos en estas lides, ya que la chica se defendió con uñas y dientes y no se dejó robar. A pesar de que el ladrón le sacó un cuchillo. Ella como pudo se lo sacó de encima y pidió auxilio como loca.

Todos los vecinos salieron a ver qué pasaba y algunos hasta armados de bates para darle al ladrón que al ver tanta demanda por sus huesitos puso pies en polvorosa. Pero no tan rápido, pues alcanzó a llegar la policía y lo alcanzaron. Ahí lo llevaron para el calabozo, pero lo más seguro es que lo suelten ligero, pues no alcanzó a robar ni a a herir a la víctima y si no hay muerto, como que no hay delito, así funciona la justicia.

Así que ya saben, si te llaman a pedir dinero o ayuda para alguien, ojo con caer en una llamada millonaria. Sigue la corriente si quieres, pero nunca sueltes dinero.

Si tienes dudas, cuando termines la llamada comunícate con la familia y comprueba, no dé papaya.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

8 respuestas a «La llamada millonaria vuelve al ataque»

Hola Amparo!
En mi país también están muy de moda esas llamadas, y algunas personas mayores lamentablemente han perdido dinero creyendo la historia.
Es lamentable que pasen estas cosas pero como bien dices, la gente está cada día más atenta y ya no se deja engañar fácilmente.
Saludos

Hola Amparo ese mismo tipo de llamadas pasa en Bolivia y lastimosamente así como hay personas que no caen en sus trampas hay quienes sí pero bueno a esa gente como bien dices luego si las encuentran no les hacen nada porque no hay muertos una barbaridad.
Abrazos!

Esta es una de esas cosas que no me molan de Colombia, la gente tratando de aprovecharse de otros gracias a sus miedos y necesidades es un poco rastrero, que está bien que es lo que es, pero no aguanta nada. Así que a tener mucho cuidado y a ser precavidos con estas cosas…

Hola guapa. ¡Que fuerte! Me he quedado alucinada con esto de la llamada millonaria, no tenía ni idea… hay que tener muchísimo cuidado para que no te engañen. Hay que ser más listos que ellos y sobre todo comprobar que realmente es así. Un beso.

Vaya Amparo yo pensé que las llamadas millonarias ya habian pasado de moda, pero veo que no, y eso que hoy dia es más fácil de descubrir las estafas, que graciosas las historias de tus amigas, sobre todo con la que ni sobrinos tenía. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.