Categorías
Opinión

Escorts o acompañantes, cada vez tenemos nuevas palabras

Hoy en día hay una palabra muy elegante para definir el oficio más viejo del mundo, claro que las escorts pueden o no prestar el servicio sexual, pero por lo regular terminan enredadas con el cliente.

Al fin que para eso les pagan y como la plata es la que habla, pues aumentarle un poquito a la tarifa no es problema para estos señores o señoras que necesitan de estos servicios para sentirse importantes.

Escort o compa
Foto de: Shutterstock

Ya que las escorts son personas preparadas y de buena presentación. Resulta que los hombres y las mujeres deben tener un nivel de cultura para poder asistir a las citas solicitadas en páginas como Geisha Academy, que personajes importante requieren.

Como anécdota te cuento que en estos días vino una cliente a comprar algo para retener a los clientes. Según ella no se quedaban mucho tiempo y no se explicaba por qué. Yo tampoco, pensé que tenia un negocio donde los clientes entran y salen y pues que se iban a quedar. ¿Qué es lo que vende? pregunté.

Me va diciendo que ella vende de todo hasta la cuca. Qué risa.

Ahí caigo en cuenta de que es una chica de la vida alegre, como les dicen por aquí, aunque a veces no es tan alegre este trabajito.

Ah, entonces es una acompañante de caballeros, le digo yo tratando de no parecer indiscreta.

Qué va, yo soy una puta que se vende al que más de, solo que los tiempos andan flojos y ya no caen tan fácil como antes. Eso de acompañante es una forma de tapar el sol con un dedo, pero al fin todas terminamos revolcadas en la cama y necesito algo bien bueno que atraiga a estos manes.

Se me hace que la palabrita es para diferenciar categorías. No la esencia de lo que se hace, aunque cada quien la utiliza según como se sienta.

Por estos lados no es tan popular pues al ser una palabra extranjera que poco se usa, así que utilizan el de dama de compañía, guardaespaldas, escolta, guardia de seguridad, etc.

Creo que en estas partes poco se utiliza ese tipo de servicio o al menos con ese nombre y con esa descripción del tema. Pero como todo, de que las hay, las hay.

Una cosa es cierta, para mí, y el tiempo que llevo con mi trabajo. Esta es la primera vez que una mujer, me dice, sin pelos en la lengua, que trabaja de puta, y sin sonrojarse.

Me ha gustado porque muchas veces vienen unas mujeres, que sabes son de la vida fácil y se las dan de damas, y ni insinuarlo siquiera se me pasa por la cabeza, que te hacen sentir súper mal.

Para mí, que es una manera de defenderse antes de que les hagan daño.

El asunto es que sea lo que sea que hagas, si te haces llamar puta, escort, dama de compañía o asistenta, eso a la final no importa, siempre que seas feliz y muy fiel a ti misma.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

12 respuestas a «Escorts o acompañantes, cada vez tenemos nuevas palabras»

Me encanta tu entrada Amparo. Tienes toda la razón en que muchas veces disfrazamos lo que queremos decir con palabras que poco dicen en realidad. Como tú bien dices, la clave está en llamar a cada cosa por su nombre, que al final la palabra no es lo que importa, sino ser felices y coherentes ¡totalmente de acuerdo!
Gracias por contarnos tu experiencia y sobre todo el aprendizaje tan interesante que nos ha aportado.
Un abrazo

¡Pues sí Amparo!

Cada uno se gana la vida como quiere, le gusta y desea.

He conocido varais chicas de la vida alegre, y desde luego para ellas es muy alegre. No son clientes sino «novios millonarios». Es una bonita manera de negarse a la esclavitud.

Con lo bonito que es entregarse a tu compañero de manera intima y auténtica … sin el poder del dinero de por medio. A veces me siento melancólica y un poco arcaica.

Saludos de España 🙂

Hola Amparo!!
La lengua española tiene muchísimas palabras para definir una misma cosa. Vamos que disponemos de sinónimos. No es importante la palabra que emplees, si tienen el mismo significado lo importante es que no sea empleada para descalificar. Besos!!

Hola Amparo!!
Vaya felicidades por animarte a escribir sobre un tema que muchas veces se puede o se tiende a polemizar, esto debido a que los seres humanos somos muy prejuiciosos, al final cada quien tiene el derecho de ganarse la vida como mejor lo vea conveniente.
Por lo que comentas de las otras personas que sabes que andan en las mismas y ni idea de mencionárselos es justamente por el tema del prejuicio por el miedo a ser juzgadas y apuntadas con el dedo.
Abrazos y feliz navidad!!

Amparo, vaya temita has elegido para acabar el año, ¿eh? jajaja
Me encanta que lo trates con total normalidad y nos cuentes cómo fue tu experiencia personal.
Admito que lo único con lo que no estoy de acuerdo es con la palabra puta. Como tú bien dices es el oficio más antiguo del mundo, tanto para hombres como para mujeres, pero como ya es habitual, nosotras nos llevamos el insulto «puta» mientras que a ellos se les llama gigoló o chapero. No es que quiera crear ningún tipo de dilema, pero como tú bien dices las palabras que utilizamos dan un sentido muy diferente a la persona a la que nos referimos.
Un abrazo

Qué graciosa anécdota y sí, no todas se refieren así mismas de esa manera, incluso en mi ciudad se dicen «modelos» como si en serio fueran modelos profesionales, en realidad tienen tantos nombres sin embargo hagan lo que hagan mientras que sea decisión propia no tiene ningún problema.

Qué anécdota más interesante nos traes hoy Amparo. Realmente se pueden llamar como deseen y como a ellas les haga más feliz, siempre que tengan este oficio porque así ellas lo han elegido y no por obligación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.