Categorías
Opinión

A los hombres también les dan

Viendo un programa de televisión donde un hombre es golpeado por su mujer, nos podemos dar cuenta de que ellos no denuncian por el machismo que se gastan por que qué dirá la gente, o sea que es normal que el hombre le de madera a la mujer, pero no al contrario.

A los hombre también les dan
Imagen de Shutterstock

Y es algo que no se entiende el por qué estos casos suceden siempre cuando el hombre es buena gente, todo querendón con la mujer.

¿Será que se pasan de pendejos con ellas?

No les importa llegar del trabajo y encontrar la cocina patas parriba, la comida si es que hay algo hecho, bien maluca, parece que cocinaran con las patas, y la vieja se la pasa wasapeando todo el día. Así que vaya a la cocina y sírvase que allá está la comida.

En el caso de la historia del día, si al menos tuvieran un hijo para tener la excusa de que es que no dejan hacer nada, pues vaya y venga, se les puede curar la pereza, pero esta no hacia nada en todo el día y encima vivía aburrida, llegaba su marido y lo recibía a punto de cantaleta.

Definitivamente la falta de oficio hace que la gente mangonee a otros para divertirse, porque la vieja se la tenia montada al marido y como él era todo «si mi amor, lo que digas amor»Por dios que da hasta rabia ver estas parejas tan apendejadas.

Bueno es culantro, pero no tanto.

Es cierto y estoy de acuerdo que el hombre colabore en la casa, pero a veces la mujer, y más hoy día, se la montan al pobre y si ellos se dejan hacen lo que ellas quieren. Además si tienen un hijo, pobre el hombre por que son tan descaradas que le echan toda la responsabilidad de salir a trabajar y llegar a hacer la comida si es que quieren echarse algo al estómago o si no pues a comer de la calle, porque ¿qué más se puede hacer si la mata de la pereza no las deja hacer nada.

Pero bueno, es lo que les tocó, ya ni mandándolas a hacer de nuevo encontraran una mujer que les sirva para algo, si acaso para la cama y eso.

Lo malo es la intolerancia de las parejas, acabo de contar la historia que vi, que casi termina en tragedia, pues la loca esta le tiraba al marido con lo que tuviera a mano.

Lo malo de estar en la cocina con una desquiciada, como dijo el mismo marido, es que le salen con un cuchillo como menos y el por no golpearla o responder de la misma manera, pues trataba de apaciguarla  y de quitarle el cuchillo, pero ella toda arrebolada se lo enterró y en vez de llamar a una ambulancia, llamó a una hermana que tenia y sino es por ella que llamó a la ambulancia se desangra el pobre ahí, mientras ella por miedo no hacia nada por ayudarlo.

Pues ya entrados en gastos le tocó contar la verdad, de como la mujer lo maltrataba sin ningún motivo y le tocó separarse, pues por mucho amor que se le tenga a una persona no hay mal que dure mil años ni cuerpo que lo resista.

Y eso es lo que pasa en las relaciones donde hay violencia de algún tipo o se termina matando o hiriendo a la pareja y si no se separan pues el resquemor irá minando cada día el amor que se tuvo.

Y el chico fue y contó la historia en la emisora para que los hombres se sacudan y denuncien, que no les de pena de ser maltratados, que es mejor a tiempo poner remedio a estas situaciones antes de que se salga de las manos y las consecuencias sean irremediables.

En este caso que no había hijos, no me explico por que el tontarron ese se dejaba, por que cuando hay niños de por medio la excusa perfecta para aguantar una mala relación son ellos, algo que por supuesto no es recomendable y la amargura de vivir maluco solo se les quita un poquito con una sonrisa de los bebés y eso si son padres que les importe sus hijos.

Aunque muchas veces es mejor separados que vivir de pelotera en pelotera y los niños ahí dándose cuenta de la vida de perros que llevan sus padres.

Lo curioso es cómo la gente sabe con qué personas se meten y piensan que van a cambiar o que con la convivencia las cosas serán diferentes. Eso decía el chico de la historia que de novios ella era violenta y malgeniada, pero él pensaba que con su amor y su paciencia la chica seria lo que él quería que fuera y le salió el tiro por la culata.

Al parecer la chica no lo quería mucho que digamos, por que eso de que por que te quiero te aporreo, es puro cuento, yo prefiero que no me quieran tanto si me lo van a demostrar a los golpes, se me hace que cuando uno le tira a una persona con ganas de hacerle daño, no hay amor, solo odio, desprecio o ganas de desquitarse de algún trauma familiar.

En fin que en estas situaciones hay mucha tela de dónde cortar y seguro todos las parejas son un mundo y cada uno hace de su mundo un infierno o un paraíso.

Les dejo este artículo que escribió mi hija hace unos años sobre este tema: Hombres maltratados: Por qué las mujeres pegan a los hombres

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

17 respuestas a «A los hombres también les dan»

En fin, no sé qué decirte realmente, el maltrato dentro de la pareja supongo que es algo más complejo que el que uno sea un flojo o no tenga personalidad, se aguanta por temas psicológicos mucho más enrevesados, respecto a que la pareja «colabore» en temas de casa, supongo también que tenemos una diferencia de lenguaje que no me permite entenderte bien, porque no hay tareas femeninas ni masculinas, así que no es necesario que un hombre «ayude» en casa, sino que lo que tiene que hacer es su parte, trabaje o no trabaje, saludos

Uf, este tema es muy delicado. Es curioso que le ocurra también a los hombres, pero es que la violencia no entiende de géneros. Supongo que hay muchas variantes psicológicas a la hora de considerar porque se dan estos fenómenos. Una pena la verdad

Bueno, eso de aguantar por los hijos es absurdo. Si los padres están mal, no paran de discutir, no se tienen amor y respeto y demás, lo peor que pueden hacer es excusarse en los hijos, cuando lo que hacen es fastidiarles muchísimo a ellos viendo ese ejemplo constantemente y viviendo ese ambiente de negatividad y desprecio…

Sí, es difícil cortar y demás, pero hay que tenerse un poco de amor propio y no permitir violencia. Tanto para un lado como para el otro, y, por supuesto, que también se maltrata a los hombres (aunque el porcentaje sea mucho inferior).
Está claro que otro problema es el creer que podemos cambiar a nuestras parejas, cuando antes nos demos cuenta de que eso no es posible, si cambia, tiene que ser él o ella, mejor.

Un saludo.

Está claro que hay violencia por ambas partes, aunque si la de las mujeres a los hombres no sale a relucir es porque la contraria les eclipsa. Para estar así mejor que haya separación antes de que la cosa vaya a más, independientemente o no a que haya hijos, el amor no debe aguantarlo todo, bss!

Mi opinión es que no debería existir la violencia por ninguna de las partes. Es verdad que también existe maltrato hacia los hombres y debería tener el mismo tipo de repercusión si esto sucede. Pero no hay escusas para solucionar los problemas de pareja a golpes, es penoso.
Un saludo.

Definitivamente es muy triste pero es una realidad que se vive hoy en día, porque los hombres no están acostumbrados a decir lo que sienten y decir que son maltratados es demasiado para ellos, lo cual es una pena porque se están aguantando malas experiencias por miedo al qué dirán y qué pensarán de mi.

Lo dicho, es triste y una vergüenza, pero cada uno libra sus propias batallas :/

Es una pena que exista la violencia, sea de hombre a mujer o de mujer a hombre. No es aceptable. Y aguantar por los hijos no me parece lo más acertado ya que crecerán con un trauma y les costará tener relaciones saludables de adultos.
Es tan importante creer en la propia valía y trabajar la propia autoestima para no aguantar estas situaciones y atreverse a pedir ayuda para salir de la situaciones a pesar del «qué dirán»

Hola. Una entrada para pesar, y mucho. La violencia de género está en ambos lados. En los hombre su repercusión publica es casi nula y no debería ser así, no sé el motivo. Es muy triste que suceda la violencia de género, cuando dos personas no pueden estar juntas mejor separarse, pero no es así; domina el miedo. Besos.

No concibo el maltrato de ninguna manera pero la verdad es que me choca que una mujer pegue a un hombre y éste no haga nada por algo tan simple que ellos, si quieren, tienen más fuerza que nosotros. No es machismo ni feminismo, es un hecho. Ese hombre hizo lo mejor: alejarse de esa víbora y tienes razón cuando dices que las personas no cambian, lo mejor que puede pasar es que lo hagan pero a peor. Muaks

Yo pienso que cualquier violencia es mala, tanto si es de un hombre hacia una mujer como de una mujer hacia un hombre. La violencia no debería existir y menos dentro de una familia o pareja. No es bueno para los hijos ni para los demás.
Muchas veces las parejas se casan pensando que el otro cambiará y es un error, la gente cambia sólo cuando quieren cambiar por si mismos, no porque otro se lo diga. O sea que mejor casarte con alguien con quien te lleves bien, que te guste como es y con quien tengas mucho en común.

Machismo no es la palabra que cabe aquí para explicar por qué no se denuncia.

Miedo al ridículo, al rechazo, a la burla, al ostracismo, a que quede el estigma y a salir perdiendo prácticamente hasta tu vida si a la bella persona le da por denunciar de vuelta y decir que es al contrario (cosa harto probable), son algunas que podrías usar, Amparo.

A veces, como en mi caso, la loca no es la pareja sino la hermana de uno. A veces, quien no hace nada por resolver la situación y todo por disculpar a la persona que comete estas atrocidades, es la madre de ambos… Que extrañamente prefiere arriesgarse a perder su propia vida y la de sus seres queridos antes que poner a una cría en su sitio. Y a veces sucede que el entorno interviene. Como con todo, hay casos donde esa intervención arregla las cosas y casos donde termina de joderlas.

La historia que cuentas es cada vez más frecuente oírla. Esa y la de los hombres que admiten haber coqueteado con la idea del suicidio ante la franca desprotección y desventaja, legal y socialmente hablando. Lo peor de todo es que la gente agresiva sabe calar a personas que, o bien son como ellos y se pasan el día a la gresca, o bien son fáciles de dominar por los medios que tanto favorecen.

Así y todo, Suecia es el primer país y el único de hecho (si no me faltan datos) que aborda esta situación y tiene refugios para hombres maltratados y un sistema de apoyo. En el resto del mundo, eres un poco hombre si te dejas pegar por alguien, y doblemente si ese alguien es una mujer. Hay quien atribuye eso al machismo, como has hecho tú al principio, pero no tiene nada que ver excepto que uno quiera mirarlo todo a través de esa lente.

Un abrazo.

Amparo yo vivo convencida que uno atrae lo que uno es, no atraes nada distinto a lo que eres por dentro, es decir, el mocho se junta con la mocha, y puede que este muchacho sea todo un bonachón, pero la mujer lo vivía proyectando en todo momento, porque así como ella lo trataba, él se trataba a sí mismo, ella le vivía gritando el poco amor que él se tenía, pero él no era capaz de verlo claramente. La cuestión de la violencia domestica es que al parecer somos más las mujeres las que la padecemos, pero debemos estar claros que estamos habitando un mundo liderado por la violencia, donde todos en mayor o menor medida somos violentos, porque hasta la indiferencia es violencia, y claro que las mujeres también somos maltratadoras, y esto no significa que el hombre sea un pendejo, es que la mayoría de las relaciones en el mundo son disfuncionales y muchos de nosotros venimos de ellas y arrastramos erróneas creencias. Saludos.

Bajo mi punto de vista, el maltrato siempre ocurre en una relación donde hay dependencia y subordinación por parte de uno de los dos, sea el hombre o la mujer. Normalmente son personas con la autoestima dañada, que no se quieren lo suficiente ellos mismos y vuelcan en los demás la responsabilidad de su vida y su felicidad. Desde luego es un tema complejo, donde las personas persisten en compañía de quién no les merece sólo porque se autoengañan. De ahí la idea de «se que cambiará». Como bien dices, yo prefiero que me quieran menos y no me «demuestren» nada a porrazos.

Un artículo que da para debatir y mucho! jeje

un saludo

Hola 🙂

Que fuerte..!!… primero que nada, ni feminismo, ni machismo entra en este concepto. El respeto al otro se inicia en casa, tristemente la educación muchas veces inicia como mamá y papá educan a los y las hijas… la mujer que deja al hombre por no ser solvente, pero el hombre debe mantenerte si una no trabaja… contradictorio e irónico a mi parecer…

La violencia existe de un lado hacia el otro, pero como bien dice alguien por ahí arriba, aquí también entra el miedo, la inseguridad , el que diran… que triste historia y que difícil ser mujer u hombre hoy en dia en una sociedad donde lo primero que se hace es juzgar y emitir un juicio sobre el actuar de las personas.. Que bueno que no hay hijos, que triste cargar con ese ejemplo de pareja, aunque nada justifica quedarse a costa de ningun tipo de maltrato…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.