Categorías
Cosas que pasan

En un solo día

Esta historia la vi en tu voz estéreo, nunca veo ese programa de televisión y ayer me dio por ver de que se trataba. Al parecer es de personas que van y cuentas sus historias, cosas que les pasan personalmente y esta fue la historia de un joven que quiso dar testimonio para que no le pase a otros.

En un solo día

El joven de la historia vivía con su mamá, era estudiante sin terminar todavía el bachillerato, en su casa tenía todo lo necesario y hasta más, en el colegio era todo tímido con las chicas, no tenia novia y al parecer nunca las había tenido.En Solo Un Día

Hasta que ese día se sacó la lotería con una loca intensa que se le hizo fácil engatusarlo, fue darle un beso y el bobo quedó idiotizado, de una se hicieron novios, la llevó a su casa y allí la muy descarada delante de la mamá se le sentó en las piernas como si no hubieran asientos y la señora toda sofocada al ver que su niño corría peligro en las garras de esta aviona, quiso hacer que ella se sentara como una chica decente en otra silla y ella no, tranquila aquí estoy muy bien, conversemos un ratico con la suegra y luego vamos a hacer tareas al cuarto.

  • ¿Al cuarto, cómo se les ocurre, no, hagan las tarea en el comedor? Les dijo la mamá.
  • No se puede si la computadora esta en el cuarto, toca allí. Dijo el hijo.
  • Bueno dijo resignada la señora, pero dejen la puerta abierta.

Ella se fue para la cocina a conversar con una vecina y a contarle los alcances de la amiga que su hijo tenia, mientras la chica en el cuarto ni corta ni perezosa empezó a quitarse la ropa y a quitarle la ropa al chico, tenia prisa por llevar a cabo el acto de amor, antes que la suegra subiera a interrumpirlos.

Pero la señora y la amiga subieron justo a tiempo de impedir que ellos consumaran el acto y echó a la chica de la casa y le dijo a su hijo que no quería volver  a ver a esa muchacha en su casa, que su casa no era un motel.

Pues el chico todo amoscado y con la calentura en la sangre le dijo que si no le permitía llevar a la chica allá, se iba de la casa, pues ella ya le había dicho que se fueran a vivir juntos.

Pues váyase si es su deseo pero de la casa no se lleva nada, como así que no, si todo lo de mi cuarto es mio, decía el careconcha. Pues no, todo lo compré con mucho esfuerzo y es de la casa, mientras este aquí, podrá disfrutar de todo, pero si se va, trabaje para que compre todo lo que necesita.

Cuando llegó donde la chica lo estaba esperando con el trasteo, pues la desilusión de ella fue mucha al ver que ni siquiera una cama tenían donde dormir, pues el poco dinero que tenían solo les alcanzo para pagar una pieza y comprar el periódico para cobijarse con él en la noche, algo que la chica no soportó, mucho menos que no tenían comida, pues como dicen:

Cuando el hambre entra por la puerta el amor sale por la ventana

Y este se evaporó de una, ni ventana necesitó para irse y así como empezó se termino la aventura. Todo en un solo día.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.