Categorías
Opinión

¿Prestaría a uno de sus hijos?

La propaganda con la que el actual presidente está haciendo campaña para concientizar a la gente de que no queremos la guerra.

¿Pero es que alguna vez nos han pedido permiso para llevarlos a ella? me parece un poco ridícula esta propaganda, pues toda la vida hemos estado en guerra y la guerrilla, los militares se llevan  a nuestros hijos sin pedir permiso, entonce sahora ¿por qué tan educadito preguntando?

¿O acaso él piensa que con solo firmar un papel se va  a acabar  de un plumazo la guerra en que estamos desde que el mundo es mundo? ¿A caso las guerras son de ahora? ¿toda la vida desde tiempos inmemoriales la gente no se mata por un pedazo de tierra? y las cosas no cambian, lo único que cambian son las armas con las que ahora se matan, son más modernas y cada día mas letales.

Santos y ZuluagaEntonces para qué venir con ese cuento tan  reforzado y tratando de hacernos sentir mal si no votamos por él, si todos queremos la paz, de eso pedimos nuestra limosna, pero tampoco es que se vaya a dar por que el firme un papel con unos cuantos que le dan por su lado, mientras que  aquí otros dan por el lado que más les gusta y es matando, secuestrando, haciendo lo mismo de siempre, mientras él se llena la boca con la tal paz que es una utopía. Ni en sueños lograran la paz solo hablando, mientras que no arrasen con todos de raíz, olvindénse que se logrará lo que ellos quieren, ni volviendo a nacer, no hay que se tan ilusos y creer en pajaritos de oro, que no existen.

De la única forma sería no existiendo seres humanos, del resto siempre habrá un motivo para matar al vecino. La envidia, la desigualdad, el hambre, la pobreza, el ver como unos pocos tienen mas que la mayoría, ese es el principal motivo de que la gente se rebele y quiera pasar al papayo a mas de uno. Lo malo es que se llevan entre las patas a los que estamos iguales o peores que ellos.

Así que no nos quieran venir a lavar el cerebro que más brillo no le podemos sacar, vive reluciente de tantas mentiras y patrañas de todo el que se quiere subir a jodernos más la vida y que si al menos prometieran cosas razonables, hasta se les podría creer, pero solo prometen mientras suben, luego ni se acuerdan de todas las promesas que hicieron y así cada elecciones, los unos quieren subir pisoteando a los demás, si así es apenas empezando, no me quiero imaginar cuando estén con el poder, claro que ya se sabe, no nos podemos hacer los tontos, aunque a veces es mejor tratar de ignorar que saber, pues a veces saber más de la cuenta cuesta caro.

Tocara esperar a ver si quedamos otros 4 años con lo mismo con ganas de paz o con uno nuevo con ganas de lo mismo, pero renovado.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

2 respuestas a «¿Prestaría a uno de sus hijos?»

El problema es que la cosa siempre ha sido asi. Durito para los débiles y blandito para los poderosos… y a pesar que ahora hay pobres y pobres. Antes el darle papayo, como tu dices, era para todos por parejo. Cuando hablo de pobres y pobres me refiero a pobres de paises ricos y pobres de paises pobres. Y el fulano que escala en politica — ojo la escala se la prestamos nosotros — no es que se olvide si no… cambia. Y es otro… gracias a nosotros los crédulos de siempre. Y siempre los hijos del pueblo van defender la patria — por ley — y cuando no bastan los hijos del pueblo para defender la patria… los dueños de la patria hacen una tregua y luego la paz con el enemigo, el que también mandó a los hijos de sus pobres a la guerra. Recorramos la historia y verán que nunca ha sido distinto. La cosa es nacer allá y no aqui. Y el malestar social — que no viene de tener sino del quere ser — antes que esta idea anidara en nuetra mente, cada uno se enorgullecia de ser lo que era. Padres peluqueros, hijos peluqueros, nietos peluquelos. Y esa sana idea todavia está presente. He conocido mujeres orgullosas de que ellas son las únicas que les sirven café a sus jefes. Este malestar social nace en Francia cuando estos farsantes gritan que todo somos iguales… las pinzas. Aunque nos duela unos nacen con todo y cuando digo todo incluyo un cerebro nutrido y bien educado y otros con nada y obvio con una incapacidad mental que los inabilita. ¿Que no es generalizado? Si, casos de pobres que han sido brillantes existen y son casos de tal forma que hacen películas con ellos. De los poderosos poderosos no las hacen no es necesario. Mucha sangre ha corrido bajo lospuentes desde que el pobre gritó ¡no!.. pero siempre ha sido su propria sangre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.