Categorías
Cosas que pasan

Rescatando un velón

Hoy me visitó un ladronzuelo. Parece que estuvieran pendientes en qué momento me descuido para estar encima y echarle mano a lo primero que ven. El caso es que entré un segundo a mi cuarto por un hilo, cuando ya estaba una señora en la puerta tocando y diciéndome que no dejara el negocio tanto tiempo solo que había un señor con ganas de echarle mano a un velón, pero que como la vio a ella se fue.

Me lo señaló, iba como a la cuadra con una mochila roja. Le di las gracias a la señora por advertirme y me entré. Cuando miro, veo que me hace falta un velón, el hijuemadre había alcanzado a llevarse uno. Cuando la señora lo vio ya  iba por otro.

Entonces que cierro el negocio y me voy detrás del tipo, como ya lo había visto por detrás y sabía que llevaba una mochila roja, lo localicé fácilmente en el parque. Estaba sentado en una banca y yo me le acerco y le digo: “Me hace el favor y me devuelve el velón que cogió de mi negocio”. El señor este me mira con cara de yo no fui y me dice: “no se dé que me habla, yo no tengo ningún velón, a usted no la conozco”. Entonces le digo: “Pues claro que no me conoce, ¿acaso yo le vendí el velón que tiene en la mochila? Ahí verá si prefiere que le mande a la policía con el video donde aparece robando. Yo solo quiero que me devuelve el velón y si te vi no me acuerdo».

Pues al verme tan decidida y como había policías cerca, saco el velón de la mochila y me lo dio. Me dijo que era que tenía hambre y niños que alimentar. Entonces con mucho pesar le dije: “me da mucha pena, pero no creo que un velón le sirva para come. Es muy duro, pero ni siquiera lo vendería por lo que vale sino por alguna bicoca. Como sea, ya sabe que mi negocio tiene circuito de vigilancia, así que es mejor que no se vuelva a arriesgar”.

Me fui con el velón rescatado, acordándome que una vez también tuve que rescatar una caneca de aguardiente de entre los pantalones del ladrón. Que corra sangre, pero que  no se pierda el licor, dicen los borrachines.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

5 respuestas a «Rescatando un velón»

Amparo, te arriesgas mucho. No te olvides que de héroes está lleno el cementerio.

Pienso que está bien lo que hiciste, pero te arriesgaste demasiado, mira si el hombre te llegaba a apuñalar…acuérdate de cuando a mí me quisieron robar en Angel Gallardo, si me hubiera enfrentado me hubieran asesinado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.