Categorías
Cosas que pasan

La chica de la boutique

Hace unos días entró un chico al negocio y me hizo acordar de esta canción, ya que no queria comprar nada, sólo piropearme, para según él, «comprarme con sus palabras«. Ya me está asustando este fenomeno que los pollos anden buscando puras gallinas, para sus primeras experiencia o para experimentar algo diferente.

Desde que entró al negocio, primera vez que lo veía, y él me imagino que también, empezó todo nervioso, con una risita nerviosa a mirarme y a preguntarme que se podia hacer, que podia comprar, pero no sabia ni para que queria algo. Le pase algo que me dijo que le mostrara y ahí mismo se retira y me dice que tengo mucha fuerza atrayente que él no se puede explicar, «jum» yo menos. Si no me dice que necesita, que va a comprar, yo si que menos voy a saber… Me mira, se rié, le digo que si es que tengo micos en la cara, o las fachas en que andaba, toda desaliñada, pues estaba arreglando casa y me dice que no era eso, que si yo nunca me había reido de felicidad. «Pues me imagino que si«, le dije, «pero usted porque está feliz«, le pregunte. «Pues de verla, de estar en estos momentos junto a usted, es algo raro, no sé que me pasa«, decía.

Entonces al final le digo: «Pues no se, mire a ver si se consigue una novia de su edad, para que desborde todas esas cosas que siente y digame que necesita que tengo mucho que hacer.»

Pues estuvo un rato preguntando cosas, sin decidirse por nada, hasta que al rato se despidio y se fue, me pareció algo bien raro.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

2 respuestas a «La chica de la boutique»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.