Categorías
Cosas que pasan

Me pongo a ver y veo

Definitivamente a algunas personas les llueve sobre mojado. No me explico como se puede vivir con tantos problemas encima, o será que soy muy floja o ya me acostumbré a la vida muelle.

Tengo una amiga que a toda hora tiene un problema diferente, sino es con sus hijos es con su marido y eso que apenas tiene dos hijos.

Ahora lo último es que quería estudiar. El marido le dijo que sí y cuando estaba más entusiasmada, que le dice que al fin no le dará para seguir estudiando, que si quiere hacerlo que ella verá como hace para conseguir dinero, para que se costee ella misma todo.

Pues con tantos problemas, mejor decidió salirse de estudiar y esperar a que su hija también salga del colegio a ver si puede hacer algo lejos de este señor que no hace sino maltratarla psicológicamente.

No me explico si lo tiene demandado, entonces cómo es que si puede dormir con él. Que peligro dormir con el enemigo!!!.

Entonces ahí es donde yo me pongo a ver y veo, que prácticamente yo de problemas aún no sé nada, que la vida me ha tratado con mucha benevolencia, pues con la mitad, no que mitad, una mínima parte de los problemas de ella, yo ya me habría vuelto loca o por lo menos me hubiera deshecho del marido.

Definitivamente como que Dios sabe a quien le carga la mano y conmigo la ha tenido livianita y espero que me conserve así o que si cualquier cosa, también mande la solución prontamente.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

16 respuestas a «Me pongo a ver y veo»

La vida nos puede tratar bien o mal, rapido o lento, feliz o doliente. Nunca olvides de tratar tus problemas, nunca olvides que siempre va a haber alguien en mejor y en peor estado, no por que alguien este peor o no vos no vas a tener problemas. Afronta tus problemas por que si te quedas en que hay alguien en peor estado nunca los resolveras.

Hola Amparo, si realmente «no has tenido problemas» en tu vida, me alegro y ojalá sea así. Lo que me gustaría puntualizar es que no todo el mundo ve los problemas del mismo modo, y los lleva igual. Tal vez tu amiga es la típica que todo lo ve un problema, y eso desecandena en una conversación constante de negatividad. Y eso solo acaba en más problemas. En fin, sea lo que sea, ojalá sigas teniendo una vida tranquila 🙂 Un abrazo

Tengo amigas así, que charlas con ellas y son puros problemas. Quizá no sea Dios cargándole la mano, quizá ella ha decidido seguir en la situación en la que está. ¿Qué le impide buscar un trabajo, un ingreso, un abogado y divorciarse asegurando una pensión alimenticia justa para sus hijos, y librarse de un hombre así? A menos que viva en un país musulmán, nada se lo impide. Algunas otras cosas no las elegimos nosotros, pero la vida es así, difícil y complicada. Por lo mismo, comparto lo que dices, yo también vivo agradecida porque no sé de problemas, bueno, los que me tocaron y los que me acarree yo sola, me puse a hacer algo al respecto y creo que hoy por hoy, vivo en paz. Saludos Amparo 😀 un gusto visitar tu blog 😀

Hola, Amparo:
Estoy de acuerdo con Míriam y Ere. La cuestión es cómo nos enfrentamos a las piedras que nos encontramos en el camino de la vida. Podemos decidir considerarlos problemas y quejarnos porque no nos los resuelven (el marido no le da dinero y por eso no estudia) o podemos buscar la forma de quitarnos esa piedra del camino. Podemos resignarnos a nuestra situación o buscar la forma de mejorarla.

Hola Amparo.

Tu amiga la verdad tan solo tenía un problema, su marido. Le pasa a mucha mujeres y es muy triste. Al final creen tener problemas porque sus maridos no aceptan ciertas cosas y creen que se quitan el problema si renuncian a hacer algo que desean o a ser ellas mismas.

Ojalá a las mujeres que les sucede esto se dieran cuenta de que el problema lo tienen durmiendo con ellas. Es tan simple como apostar por tí, por tus sueños, por tus valores y dejar atrás aquellas personas que te lo impiden, te boicotean, te infravaloran…

Me encanta cuando dices que la vida te ha tratado con benevolencia. Eso es gratitud por la vida, por todo cuanto has recibido de ella, por todo lo vivido y porque se percibe que lo has disfrutado. Detrás de ello habrá mucho de tu parte, recibes porque das, porque eres agradecido y porque vives haciendo, siendo, disfrutando…que es la esencia de la vida y por ello la vida te sigue dando más de eso.

Otra cosa es cuando la vida te pone un obstáculo y otro y otro… y lo sigue haciendo hasta que logres esa sabiduría que hay detrás, esa lección o aprendizaje y «ese saber vivir» aceptando, sin ver la vida «como un eterno problema» en vez de una oportunidad de crecimiento.

Quizás lo tuyo es que para tí los problemas no lo son porque superas los obstáculos y no haces un problema de aquello que sabes tiene solución y quizás te enfocas más en cómo puedes hacerte la vida más fácil. Sin duda una de las formas es tomando acción en la vida y dejar de enfocarse en «problemas» y sí en «soluciones». Aunque no te conozco ya que es la primera vez que paso por aquí, es lo que percibo de tí al leerte.

Percibo en tí una mujer con mucha experiencia y sabiduría y una esencia optimista.
El tipo de mujer que «se ocupa» más que preocuparse, no se si estoy en lo cierto pero al leerte me viene esto y te lo digo desde el cariño y respeto, de mujer a mujer y porque considero que es algo muy positivo.

Ojalá tu amiga se contagiara de esa actitud tuya, y en vez de ver «tantos problemas» cambiara el enfoque y se diera cuenta que a veces nuestro enemigo está más cerca de lo pensamos.

Gracias Amparo por compartir, por invitarme a la reflexión y por ser tan auténtica. Un abrazo y te seguiré leyendo para descubrir más de tí.

La gente ve problemas donde no los hay muchas veces y otras, estoy más que segura de que es la única manera que tienen de llamar la atención. Cuanto más te preocupes, más problemas te cuentan. Se nota que se hacen los importantes, porque cuentes tú lo que cuentes, a ellos también les habrá pasado o conocerán a alguien que lo tuvo más grande, más tiempo o peor. Sus historias siempre tienen que quedar por encima de los demás. Por eso, de lo que te cuenten, cree la mitad y ya es demasiado. Vive y sé feliz y sobretodo, sé positiva, porque vivir una vida llena de problemas tiene que ser muy frustrante. Un saludo.

Pues enhorabuena por la parte que te toca Amparo. Es estupendo vivir sin problemas y desde luego para ello es clave saber poner límites y tener muy claro lo que queremos y lo que no.
Mujeres como tú que tienen clara su voluntad es difícil que los problemas te visiten más tiempo de la cuenta.
Por cierto, me encanta tu concepto de «la vida muelle» ¡yo también me apunto a vivir así!
Un abrazote

Amparo, siempre es muy divertido leyendo porque uno siente como que le estás echando el cuento a uno en vivo y en directo. Y ese tipo de personas, con mil problemas, los tenemos todos. Pero ya sabes, todos necesitamos desahogarnos de vez en cuando. Qué bueno que la vida te trate bien, así es que debe ser más un abrazo.

Afortunada eres de no tener problemas, pero me da a mi la sensación que es tu actitud ante la vida y sus circunstancias lo que te hace verlo así, y es algo maravilloso, te lo aseguro!! 😉
Sobre el caso de tu amiga, creo que es justo lo contrario a ti, no ve nada más que problemas porque los necesita para justificar que no hace nada por solucionarlos.
Así lo veo yo jeje
Gracias Amparo por ponernos siempre a darles la vuelta a algo, me encanta!

Definitivamente hablamos de estas experiencias según como nos vaya en la fiesta. Es así de simple. Nos complicamos porque a veces toca complicarse un poco la vida, pero si nos ponemos a ver, seguro podemos ver que es mejor llevar la fiesta en paz e intentar tener menos problemas y personas que nos quitan lo mejor de la aventura de vivir. Digo yo 🙂

Creo que eso tiene que ver más que todo con tu actitud Amparo, no ves problemas donde no los hay, y cuando hay problemas, los ves como oportunidades o simples anécdotas, tal vez por ello es que te has sentido liviana, y puede que Dios esté muy orgulloso de ti por ser una hija que no da problemas, creo que tienes que verlo de esa manera. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.