Categorías
Opinión

El bautizo de Emily

El bautizo de Emily ha llegado por fin, y luego de muchos contratiempos se pudo bautizar, por poquito y empata con la primera comunión.

Primero que si los padrinos no podían  venir, si venia uno el otro no, pues los dos están fuera del país. Entonces a la final cambiaron por padrinos cercanos y a la mano, pero tampoco se ponían de acuerdo. Cuando no eran los padrinos que no podían eran los padres.

El bautizo de Emily

Cuando por fin vieron que a la niña, si se descuidaban le faltaría ese sacramento para ir al altar, entonces pudieron acoplarse y ponerse de acuerdo para el bautismo antes de que eligiéramos   un presidente que vetara los bautizos. Nunca se sabe quien va  allegar  a mandar.

Así que un día antes de las elecciones, se pudo bautizar y el corre- corre para que todo saliera bien no se hizo esperar. Pues aunque somos los de siempre, se quiere que las fotos salgan bien, al fin que quedaran para la posteridad.

Entonces es que si el padre tiene que ir bien vestido, no se puede con su jen dominguero, no señor, tiene que ponerse el traje de la primera comunión aunque sea. Así que a toda carrera a conseguir traje, por que como la reunión del cursillo que les hacen a los padrinos y a los padres es la noche anterior, no se sabia que exigían ponerse la tapa y el baúl, por lo tanto existe la opción de alquilar el traje con todas las enguandas.

Entre otras cosas, que a ver si me acuerdo para una próxima ocasión: alquilarme un traje con todos los juguetes, se sufre por que se quiere, ya todo esta hecho y no hay necesidad de comprar chiros para guardarlos y esperar una ocasión, porque siempre saldrían las mismas caratulas, así que para variar ahí se lo tengo al cuerpo y hasta que salga con la decoración.

Luego que si al vestido de la niña le hacia falta unas enaguas especiales que le alzaran la pinta para que no le quedara escurrido, no importaba que para la niña fuera una incomodidad eso todo tieso, le hice unas sencillas que me parecía que le servia para lo mismo, pero que no, si no eran con las tales enaguas a lo mejor no la bautizaban.

Qué risa. Entonces a correr a conseguirlas y al vestir a la niña, me pareció que quedaba lo mismo, solo para ella era la incomodidad de soportarlas y no poderse sentar bien.

Y que no se podía bautizar sino pasaba por el salón de belleza. Otra perlita que me pareció inútil, pues le hicieron un peinado muy sencillo, que cualquiera se lo hubiera podido hacer sin salir de la casa. Y el asunto no es ese, resulta que al ratico estaba toda despelucada, al fin y al cabo es una bebé, qué se esperaban. Esta es una buena forma de perder tiempo y dinero.

Pero no todo fue malo, y lo que digo no es con el ánimo de criticar sino de ver las cosas desde un punto de vista donde se ve que la gente se complica la vida en tonterías.

Cuando llegamos a la iglesia, estaban los fotógrafos a la espera de las celebridades que iban a bautizarse y eso no se dejó esperar para que nos empezaran a tomar fotos » sin compromiso» en todas las poses posibles. Nosotros llevábamos una cámara muy buena y al fotógrafo de la casa, así que no veíamos la necesidad de que se molestaran en tomarnos fotos.

Pero no, ellos estaban ahí encima de Emily tomando fotos y qué dijeron: «aquí nos hicimos la platica, todos tan elegantes y de buena familia», pero se llevaron un chasco cuando al finalizar la misa llegaron con una cantidad de fotos, para que escogiéramos las más bonitas a la módica suma de $10.000 pesitos cada una, unos 3€.

Yo les fui diciendo «no gracias, nosotros trajimos quien nos tomara las fotos», «pero no es lo mismo, mire la calidad de las fotos, nuestras cámaras son especiales y no sé qué más cuento nos echaban». «La de nosotros también, fue traída especialmente para la ocasión.» Les dije y ahí quedó el tema.

Aunque claro que había unas muy bonitas, quien dice que no, pero como dijeron que sin compromiso, pues no nos sentimos comprometidos a comprarlas. Solamente la madrina les compró una donde estaba con la niña, no sé si los demás de pronto después vayan por algunas, pero en ese momento se quedaron con una cantidad que no se que harán con ellas.

En la casa nos esperaba la comida y la torta. Primero la comida, Hecha por mi y a todos les gusto el menú, tengo que aprender es a servir bonito, aunque no sé para qué si de todas maneras va pa dentro, pero la verdad es que la comida entra por los ojos. Así que algo bien servido llama más la atención.

Luego la recocha el karaoke, hasta bailamos algo, pues la Emily es toda pati contenta. Después vino la torta y a destapar los regalos. Le dieron un kit de enfermera y ya quien se la aguantaba atendiendo tantos pacientes y como el estetoscopio hacia ruido y se prendía de rojo, pues ella feliz. Al menos le saca gusto a lo que le regalan y tendrán enfermera hasta que se le dañe el equipo.

Así pasamos el bautizo de Emily con la misma gente, pero todos muy dispuestos a pasarla bien y a reírnos con las travesuras de ella. La decoración de la casa, obra de la mamá y mía que ya nos contrataron para todas las ocasiones especiales.

El bautizo de Emily
Los padres de la Emily orgullosos

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

6 respuestas a «El bautizo de Emily»

Todos muy guapos en la foto, la niña y los papás.

Creo que las celebraciones son ocasiones especiales para reunirse con la familia y guardar un bonito recuerdo para la posteridad.

Yo, a fecha de hoy, todavía recuerdo el día de mi comunión y de mi boda como dos grandes acontecimientos en mi vida.

Tus relatos siempre me hacen sentir que presencié todos los detalles. ¡Muchas felicidades a Emily y a su familia! Se ven muy bien todos en las fotografías ¿será que los fotógrafos les vendan las fotos a precio más bajo después del bautizo? A veces uno no sabe qué pasa con tanta fotografía en el celular. Jeje. Saludos.

Felicidades Amparo para toda la familia! Están todos muy lindos en las fotos!
Y qué bien elegido el regalo, después de estar en el hospital ya le había gustado eso de jugar a la enfermera.
Me alegro que todo haya salido bien
Saludos!

Felicidades Amparo! Me haces trasladarme casi al lugar donde transcurre cada hecho, no saltas ni un detalle en tu descripción. 🙂 Tus palabras transmiten que eres una mujer muy observadora y que te encanta tener bien presente cada momento vivido. Es parte de disfrutar de la vida. Te felicito. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.