Categorías
Opinión

Yo puedo perdonar

Con el cuentico de que queremos la paz y todo lo que eso conlleva, hay un eslogan que está sonando mucho: « Yo soy capaz de perdonar» y mucha gente pasa por la pantalla diciendo que ellos pueden perdonar.

Pasan algunos que les han asesinado a alguno de sus familiares y que han rehecho su vida. Como todo, la vida tiene que continuar, no se queda estancado porque alguno se haya quedado en el camino. Hasta un ex-presidente que estuvo secuestrado 5 días dice que él los perdona.

Y así yo me pongo a ver y me digo yo misma. «Yo también puedo perdonar», si me lo preguntan, al fin que a mí  no me han matado algún familiar, ni me han violado, ni secuestrado, ni me han tirado bombas hasta acabar con mi casa o negocio. Ni me he topado con una mina quiebrapatas que me haya dejado lisiada.Puedo perdonar

Ni alguna bala perdida, hasta el momento tengo el corazón libre de odio y rencor y puedo decir a boca  llena «Yo perdono» y les puedo dar un abrazo y hasta invitarlos  a mi casa a compartir una comida.

Pero ¿Dirán los mismo las viudas, los huérfanos, las madres que les ha tocado recibir los cuerpos de sus hijos mutilados, asesinados, torturados? ¿Realmente, ellos podrán decir lo mismo que yo?

Para no ir muy lejos, el domingo estuve donde una amiga que hace algunos años le mataron a un hijo. Cuando llegué estaba encerrada en su cuarto llorando. Al verme me abrazó toda llorosa. Por un momento pensé que le había pasado algo más de lo que ya le acababa pasar, pues es la amiga que se cayó de lo alto y quedó medio desbaratada. Está muy recuperada ya.

Así que cuando le pregunté que qué le pasaba, me dice estaba mirando los papeles de sus hijos y le dio mucha tristeza no tenerlos aquí. Saber que están tan lejos y que uno de ellos no volverá.

Le dije: «Bueno, llore todo lo que quiera eso limpia el alma»

Ya nos pusimos  a hablar de cosas y se le olvidó que estaba llorando. Hasta está pensando en convertirse al evangelio como le dicen al querer ser Testigos de Jehová. Porque según ella, Dios le salvó la vida y le dio otra oportunidad para dedicarse a él.

Parece ser que la única forma que encuentran es volviéndose fanáticos de la Biblia, como si este fuera un libro a seguir. Encima que en esta religión  les prohíben  hasta ser ellos mismos, no sé como se aguantan tanta chorrada. Pero bueno, cada loco con su tema.

Volviendo al tema del perdón que en esta religión tanto les gusta. Porque aquí si que llegan los arrepentidos, los que han disfrutado de la vida y al parecer se cansan y quieren creer que con rezos y golpes de pecho borraran todo lo pasado y serán salvos y se irán derechito al cielo.

Mientras que el resto de mortales los vemos volar y llegar muy arriba. Que ilusos..

Bueno, el tema es que metiendo el dedo en la llaga  a la señora, le pregunto que si ella perdonaría a los asesinos de su hijo.

La pobre se quedó de una pieza, asimilando la pregunta como que no entendía que tuviera que perdonar a alguien que le hizo tanto daño.

Al final me miro y me dijo: «no», lo dijo rotundamente. «Jamás perdonaré a los asesinos de mi hijo. No me siento capaz».

Pues eso es lo que quieren los que están gestando toda esta pantomima del perdón y no se que carajadas. Mientras por allá se están dando la gran vida, por aquí siguen matando, secuestrado y haciendo cuanto fechoría se les ocurre.

Sino pregúntele a los familiares de 7 policías masacrados ayer nada más, que si los perdonan. Que si perdonan a los malditos que los emboscaron y  que sin misericordia les dieron el tiro de gracia.

Esa es la paz que nos quieren meter por los ojos. Los muy malnacidos matan y luego hay que abrazarlos perdonándoles su maldad. Pues el que no tenga sangre en las venas que lo haga, a mi que ni me pregunten por que así no me hayan hecho nada todavía, me solidarizo con las víctimas y lo único que me gustaría es que los pasaran a todos al papayo sin tantas prebendas ni beneficios que a lo último salen siendo las víctimas ellos y todos los demás les quedamos debiendo.

Así estamos en este país cada día más llevados y sin esperanzas de que las cosas se compongan, pues cada vez el Gobierno se deja mangonear más de estos maleantes, faltando ver que no estén de acuerdo con ellos.

Y tú que opinas ¿Eres de perdonar? 

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

5 respuestas a «Yo puedo perdonar»

No sé que haría en esa situación, pero no sé si quiero vivir con tanto odio en mi corazón.

Todos venimos a este mundo a cumplir una misión. Que sí, que hay misiones muy terribles, pero es lo que hay, era su papel.

Perdonar no es sencillo, pero yo espero estar por encima del odio y vivir en paz. Si para ello tengo que perdonar, espero poder hacerlo de corazón 🙂

Perdonar. Las PE…..TAS.q los perdone la madre de ellos .si es q por culpa de ellos y de las bellezas de los padres de la patria nuestro hermoso país esta viviendo la descomposición social ,política,moral,y religiosa q nos axfisia día a dia.esos son otros q harto daño también le han hecho al pueblo(pastores,curas)

Yo siempre he pensado q mucho nos ha costado el soportar políticos religiosos y guerrilleros q tal si nos hacemos una vaquita y les pagamos un crucerito al triangulo de las bermudas así se compone el país de nuestro corazon.solo q hay si le podríamos cambiar el nombre por el paraíso terrenal y aseguraríamos q el demonio ya no existe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.