Categorías
Opinión

Y por qué no dicen…

Anoche hablando con unas amigas sobre los hijos, de lo bueno y lo malo, cada una de ellas tenía una versión diferente de los hechos, como siempre pienso que cada quien opina como le va en el baile, a una le ha tocado suave la crianza de su hijo porque ha tenido el apoyo de su madre, ha estado cerca para ayudarle a cuidarlo mientras ella hace otras cosas, a la otra le tocó a ella sola la crianza de sus dos hijos ya que no contaba con una persona de confianza en quien apoyarse, asi que los dos puntos de vista eran totalmente opuestos, pues mientras una hablaba de lo feliz que ha sido con su maternidad y que para ella ha sido el paraiso, para la otra, dentro de lo mucho que quiere a sus hijos, ha sido más duro de sobrellevar, por lo tanto ella refutaba que porque no decian las cosas malas como las buenas, siempre querian vender el cuento del jardin sin espinas, cuando la tarea de ser madre es más un lecho de rosas con todas las espinas regadas, por lo tanto ella decia por que no dicen:
  • Los malestares que se sufren desde el momento en que quedamos embarazadas, 
  • como las ultimas semanas es una tortura tenerlos en el estómago, 
  • como se siente que se nos va la vida al momento de parir, 
  • de que cómo se queda luego de tenerlos, por lo regular la primera vez nos rajan por estar cerradas y quedamos con tremenda chácara en la parte donde más duele, 
  • luego de eso viene el no poder dormir bien, ya que que los angelitos lloran toda la noche a cualquier hora y encima de eso cuando los amamantamos la tortura de darles pecho, pues los pezones duelen, se rajan y es dolorosisimo, 
  • luego cuando se enferman, se sufre más que ellos mismos, 
  • después va llegando la pubertad, donde se ponen insoportables y hasta se nos enfrentan sino los dejamos hacer lo que ellos quieren, 
  • de que cuando nos toca castigarlos nos duele en el  alma tener que hacerlo, pero nos sentimos obligados si queremos criar hijos de buenas costumbres y no lacras para la sociedad, ya que si no los castigamos nosotros será la justicia  la que meta mano y ahí debe ser más duro.
  • De como cuando crecen y se consiguen una noviecita (o) y ellos pasan a ser más importantes que nosotras, que le dimos la vida, 

La chica esta está traumatizada con su hijo mayor que la cambia por la primera aparecida que se le presenta, no le cabe en la cabeza que alguien sea más importante después que se les ha dado todo.

Oyendo esto y aquello, pienso que definitivamente se crian hijos pero no condiciones, todos estamos de paso, lo normal es que cada uno al crecer quiera coger su camino, lo mejor que ellos puedan. Si se les puede echar la mano, bien, sino dejar que ellos solitos recorran sus propias vías. Luego de darles una buena base y esperando que hagan su propio camino al andar. No estoy de acuerdo con los sacrificios innecesarios, es cierto que lo ideal es darles una buena educación, universidad si se puede, sino bachillerato y defiendase como puedan, pero no empeñar hasta el alma para que un hijo haga una carrera. No estoy de acuerdo, más si les voy a dar estudio con mi sacrificio o si lo voy a hacer, luego no estarles refregando en la cara lo que me he sacrificado por ellos para que luego ni se acuerden que tienen madre. Como suele suceder, poco son los hijos agradecidos que cuando surgen se acuerdan que los padres empeñaron el alma para que ellos fueran algo en la vida.
Los hay buenos y agradecidos, no hay que hacer ochi con todos los marranos, pero escasitos si que son y se ve cada cosa y se escucha cada historia, que definitivamente no me arrepiento de haber criado a los mios como lo hice.
Y eso sin contar los peligros externos, una cosa son en la casa y otra en la calle con sus amistades, ese es otro detalle que hace sufrir a la madres, cuando estan pequeños, pues los podemos controlar, cuando ya empiezan a querer salir a parrandear, a beber, a tener a sus [email protected] y el peligro de un embarazo indeseado, alguna enfermedad venérea, alguna adición a las drogas,  hacer cosas malas por ambición o mal aconsejados por los amigos… en fin son tantos los peligros que hay fuera de la casa, que es un milagro terminar cada día sin novedades.
Asi que tener hijos no es negocio, ni material ni emocional, ese cuentico de que es lo más hermoso de la vida, que si no tienes un hijo no te has realizado, es pura paja mental, para tener un hijo se debe tener conciencia y estar preparado para lo malo, más que lo bueno, si se quiere tener la experiencia, al menos ir con los pies en la tierra de que no será un lecho de rosas sin espinas, que son más las espinas que a lo largo de toda la vida nos acompañaran, pues se puede renunciar a lo que se quiera, menos a ser madres, luego de tenerlos, esos si no se pueden devolver y seremos madres hasta el fin de nuestros días.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.