Categorías
En medio

Vida feliz de un joven llamado Esteban

Es el relato ameno de un joven que ve su vida a través de las de sus amigos de la infancia, estando ahora viviendo en parís se remonta a la época en que todo era simple y no tenia las preocupaciones que surgen con la edad y la madurez.
Nació en 1966, tenía un hermano mayo llamado Pablito, el cual fue prematuro, casi le cuesta la vida a su madre, su padre era una persona intelectual muy inteligente, se crio en una finca de Mesitas, luego les dijo que se irían a vivir a Medellín.
En esa época asesinaron a Gaitán, subió Rojas pinilla al poder, sus padres eran profesores que daban clases en la universidad y en las tardes escuchaban música, leían, pintaban cerámica.
A su memoria llega la historia de Toño que amaba a Delia, pero era asediado por una mujer mayor llamada Cory, la cual se creía una jovencita y no le gustaba que la llamaran señora, se valió de una y mil estratagemas para hacer caer a Toño y como todo hombre cayo, delia se dio cuenta y le conto al cura del pueblo todos sus problemas, el padre Blas, cura español que iba de revolución en revolución, hasta que le dio un golpe de estado a su propia vida, la escuchó con paciencia y le dijo que iba a hablar con Toño, el cual le dijo que si era verdad, pero que él a la que quería para su mujer y madre de sus hijos era a Delia, el padre Blas se dio cuenta que él también quería darse una oportunidad con esta mujer, le confesó su amor y ella salió huyendo, no volvió a las misas y trató de olvidarlo, oyendo radionovelas, intentando estar en la intimidad con Toño, pero ni así lo logró, salió corriendo a buscarlo y decirle que ella también lo quería. Toño decepcionado se metió a la guerrilla pero no le guardo rencor al cura y le mando una carta pidiéndole que cuidara muy bien a Delia.
También se acordó del niño Ismael, cuya familia guardaba en un saco los huesos del tío muerto; la de Federico experto en suicidios, lo había intentado 14 veces, desde hacía 6 años estaba en tratamiento siquiátrico y vivía en una especia de arresto domiciliario, ahora estaba tratando de ayudar a otras personas que pasaron por su mismo problema.
La del ludópata Darpeti que hasta en la ruina mantuvo la elegancia… y así hasta un infinito de vidas cruzadas que incluye, por supuesto el de todas las mujeres que lo amaron o lo rechazaron y que por lo tanto lo ayudaron a mirarse así mismo.
Es un recorrido muy enriquecedor por Colombia, Italia, España es la ciudad donde aprendió en un juego de ajedrez que las cosas hay que saberlas disfrutar y así no se gane la partida lo importante es competir con altura disfrutando el juego, a partir de ahí se dedicó a escribir cosas sencilla y al alcance de su intelecto.
Sería bueno que todos tuviéramos la capacidad de narrar de forma tan sencilla, las vivencias de nuestra niñez y no dejar en el olvido personas que fueron tan importantes para nuestro crecimiento emocional, porque no hay que olvidar que la época de la juventud, si se logró vivirla bien, ahí están los mejores recuerdos, lo que nos marca para ser mejores o peores epersonas, también depende mucho del entorno en el que nos hallamos desenvuelto en eso primeros días de nuestra juventud, hay episodios que nos marcan de por vida.
En el caso de este joven, tuvo una buena educación, unos padres dedicados y cultos que le dieron la oportunidad de viajar, estudiar y hacerse una persona de bien para su familia y la comunidad.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.