Categorías
En medio

Amy y Perlita

Este libro es la continuación de Amy el niño de las estrellas, fue concebido por su autor como un homenaje a los niños, ya que el anterior no fue muy comprendido por los adultos, pues tenemos que tener espíritu de niño para estar a la altura.

En este relato perlita es una niña que desea tener una estrella, la más bonita y brillante, pero este deseo no se le da a todo el mundo, tiene que ser alguien muy especial y que este dispuesta a sufrir por lo que pasa en el mundo y como todos somos tan egoístas que no queremos sufrir ni un poquito, por lo tanto nadie la quiere, en este mundo a nadie le importa el sufrimiento de la persona de al lado.

Perlita estaba acompañada de copo, un perrito muy lindo que se hizo amigo de Amy, el sabia detectar a las personas buenas, por lo tanto no ladró, al contrario se le acerco y se restregó contra las botas blancas de Amy, Perlita no se explicaba cómo había llegado él allí, pensó que era algún vecino, pero él le dijo que no, que era un extraterrestre, al preguntarle que como se llamaba, no le entendió, le dio risa y le dijo que lo llamara Amy, que significa amigo de todo el mundo, le preguntó que significaba lo que le brillaba en el pecho, le dijo que era el mundo unido en amor, lo mismo que la estrella que nadie quería, ella le dijo que sí la quería, se la colocó en el pecho y sintió un calorcito muy agradable, cuando su madre llegó ella le quiso presentar a Amy, pero ya no estaba, sus padres la creyeron loca y la llevaron con un sicólogo, el cual si le creyó todo lo que le conto y le dijo que muchos niños tenían la estrella que ella llevaba en el pecho, eso la tranquilizó un poco y volvió hacer la niña normal, sin encerrarse a pintar y olvidó el episodio de la terraza, pero cuando vio en la televisión una noticia de guerras, sintió un dolorcito en el pecho y le brotó una lagrima luminosa, se puso a jugar con ella y se la mostro a la mamá, que creyó que iba a volver a ver cosas raras.

En esos días cumplió años y pidió que la dejaran ir sola a la terraza, le regalaron el osito que ella había visto en una vitrina, lo llamó pompi que le dijo que la pensaba mucho desde que la había visto detrás de la vitrina, fue un cumpleaños muy feliz donde le hicieron una fiesta y fueron sus compañeros, en la noche la dejaron ir a la terraza y allí se encontró con amy que le llevó un regalo muy bonito, era un espejo, con el que se podía comunicar con él cada que quisiera, ella también le tenía un regalito, le dio la lagrima, que derramó, él le dijo que la guardara y se la diera a otra persona que la quisiera llevar en el pecho como ella, que luego se agrandaría y se convertiría en un sol, luego la invitó a dar una vuelta en su nave.

En esos días le compraron un uniforme para ir a la escuela, pataleo, lloro y no quiso entrar, la mamá se enojo mucho y le dijo que al otro día como fuera tenía que entrar, perlita desconsolada se acordó de Amy y su regalo, buscó el espejo y lo encontró refundido con sus otros regalos, colocó su dedo gordito en él y al momento apareció Amy a ver cuál era la urgencia de la niña, ella le explico que le querían hacer algo muy malo, que no quería, al decirle a Amy lo que era, él la llevo en la nave a dar una vuelta por otras partes del planeta, que en esos momentos los niños estaban yendo a la escuela.

La llevó por varias partes donde los niños contentos iban a estudiar, le explico que hacían en la escuela y para que servía, que si ella quería que no hubieran más guerras tenía que estudiar para poder escribir muchos libros que hablaran de amor, por que las guerras se daban por la ignorancia de las gentes, que no sabían que con el amor se podía superar todo. Perlita aceptó ir a la escuela feliz para aprender muchas cosas y así poder ayudar más adelante a que este mundo fuera más feliz sin tanta violencia.

Ojala muchos niños leyeran este libro para que se dieran cuenta de lo importante que es el estudio y que desafortunadamente son muy pocos los que tienen acceso a una educación superior, a duras penas a una primaria y eso con muchos sacrificios.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.