Categorías
Cosas que pasan

Amores que van y vienen

Hay amores de todos los colores y sabores. Los hay pasajeros, de un día, de semanas, de meses, de años y para toda la eternidad.

Cuando mi sobrina me comento que estaba saliendo con un chico menor que ella, me decía que le daba cosita por el qué dirán, le dije que no se preocupara por bobadas, que disfrutara el momento y mientras durara le sacara gusto, que al fin y al cabo nada es eterno en la vida y mientras que el chico estaba solo, ella sola, pues juntaban dos soledades y la  pasaran rico. Colágeno es lo que necesitamos en estos momentos.

Pues si, se dejó de tonterías y estuvo con el chico varios años, 9 son mucho para pasar el tiempo y jugar a los noviecitos con derecho y cada uno para su casa, hasta que el chico se dejó pillar mal parquiado y hasta ahí duró la novedad. Lo mandó a volar sin derecho a defensa y con mucha entereza por su parte, pues muchas veces había querido terminar con él pero él no quería.

De pronto ahora si en verdad tiene su guardado y dejé las cosas así o habrá que esperar a ver cómo se pone de creativo para arreglar el desaguisado que se le armo.

Las relacionesa destiempos: Amores que van y vienen

Amores Que van y vieneViendo estos amores a destiempos, en algunas personas no se nota mucho, a lo mejor si se es aún joven y sin arrugas, esas hijuemadres hacen quedar mal al más pintado y en la mujer se nota mucho más.

En una reunión en donde estuve en estos días, vi una pareja muy dispareja, pues la señora estaba más arrugada que una pasa, bueno no tanto, se trataba de estirar un poco y el señor mayor, pero sin arrugas se veía como desigual la cosa, pero ahí es donde uno toma alientos para decir que si hay esperanzas de cambiar de marido algún día.

Porque cosa tan rara en un hombre no se ve tan raro que le lleve varios años a la mujer, pero si es al contrario, todos están pendientes de que en cualquier momento lo cambien a una por una más joven, como si se necesitaran excusas para cambiar de pareja, eso cuando menos se acuerde llega otro-a que ofrece más ya sea económicamente o sentimentalmente que nos llene más que el que se tiene en casa y si se tiene la valentía de hacer el cambiazo, pues de una sin arrugarse cambian de pareja como de calzones.

En estos tiempos se ve más el cambio de parejas, ya los chicos no se aguantan un cólico y sin dilación van dejando amores regados en cada esquina, así como hijos en cada mujer que conocen, porque aún hoy en día las chicas creen que si les tienen un hijo al amor de su vida los mantendrán unidos, craso error, los hijos no son ataduras que hagan que el amor perdure para siempre, al contrario, con ellos más fácil llegan los problemas y las ganas de salir corriendo.

Algunas veces los hijos si ayudan a que el hombre siente cabeza y si desean tener hijos, pues los haga aguantar a la otra persona determinado tiempo, no mucho, por que si el amor por su pareja no es verdadero, la novedad por el hijo pasará pronto y ni cortos ni perezosos buscaran la  manera de aburrir a la mujer para que los eche de la casa, quedando ella amarrada a un hijo y a un marido indeseado de por vida, pes será un lazo que los atará así no vivan juntos.

Mientras que si el amor que se sienten es verdadero, un hijo los unirá de forma bonita, no por obligación, no sentirán que es una carga o un peso duro de sobrellevar sino que al contrario será el motor que haga que los dos quieran salir adelante juntos, dándole un futuro mejor para su hijo.

En las separaciones con hijos, los que sufren son ellos, los mayores al fin y al cabo entienden la situación, pero los pequeños no entenderán porque sus papas están enojados y separados, ahí es donde los mayores nunca pensamos en ellos al momento de pelear, solo pensamos en nosotros mismos y sacarnos la rabia que el otro nos hace pasar.

Y cuando uno de los dos tienen hijos, es casi lo mismo, pues al momento de comprometerse con una persona con cola que le pise toca querer todo lo que viene con él, pues el que quiere al perro-a, quiere la chanda y ¿Qué pasa con estas personitas cuando ven que se les derrumba la estabilidad que al parecer su padre tenía con otra pareja? pues van a sufrir, porque al no ser los padres biológicos en la separación no tendrán ese vinculo que queda con los hijos naturales, más que al separarse por los motivos que sean, lo que se quiere es cortar toda conexión que haya habido con esta persona.

¿Y en las separaciones quien pierde o quien gana?

Todos pierden, así sea los años que estuvieron con esa persona  y que dejaron de hacer otras cosas que les hubieran dejado algo más que un mal sabor de boca.

Lo único cierto y saludable es que cuando el amor se acaba por alguno de los dos lo mejor es armar rancho aparte, lo peor es quedarse  juntos por los hijos, pues cuando se pierde la confianza, las peleas y reclamos serán la orden del día y nada saludable para los niños ver a sus papas agarrados de las mechas.

Por Amparo Bonilla

Me considero una apasionada de la vida, soy alegre, optimista y siempre encuentro lo bueno de lo malo. Tengo una filosofía de vida que consiste en hacer lo que me gusta, cuando quiero hacerlo y sobre todo sonreír porque la vida serie es muy aburrida...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor lee esto antes de enviar tu comentario. Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando este formulario, serán tratados por Amparo Bonilla como responsable de Frivolidades Mafalda. La finalidad es gestionar los comentarios del blog. No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal. Derechos: podrás ejercer tus derechos para rectificar, limitación y suprimir los datos escribiéndome a [email protected] Puedes consultar la la Política de Privacidad del Blog para mayor información.